Acuchilló al amigo con odio en plena borrachera en un cuarto

Crimen ocurrió en el cuarto de la víctima. Tras una discusión el sujeto empezó a agredir a su amigo de tragos al propinarle múltiples cuchilladas

El acusado José Guillermo Guido, según su abogado, está muy enfermo, por lo que también será examinado por un forense. Lo acusan de asesinar al amigo. HOY/Alejandro Flores

HOY

Eran las 5:30 de la tarde del 31 de mayo de 2019 y José Guillermo Guido, de 48 años, originario de Ciudad Sandino, se presentó al cuarto que alquilaba su amigo de tragos Carlos Eliézer Alvarado Escorcia, de 33 años, en una vivienda ubicada en Villa Guadalupe, en el Distrito Dos de Managua.

A los pocos minutos, Guido y Alvarado salieron a comprar un litro de licor y a eso de las 5:50 de la tarde se instalaron a tomárselo. A las 10:30 de la noche del mismo día, Guido salió a comprar más licor y continuó tomando con su amigo.

Inicia discusión

Cuando eran las 12:05 de la madrugada del 1 de junio de 2019, Guido y su amigo de tragos Alvarado empezaron a discutir porque este último le pedía licor, pero Guido se lo negaba. “No, no te estoy dando licor, ya estás bolo. ¿Para qué querés más guaro?”, le decía.

Alvarado estaba sentado en la cama y de pronto Guido le propinó un puñetazo en el estómago que hizo que su amigo de tragos cayera en la cama, después le propinó otro puñetazo en el cuello.

Guido que estaba “como poseído”, sacó de entre sus ropas un cuchillo de 33 centímetros de largo y cuatro de ancho, y comenzó a asestarle a su amigo de tragos múltiples cuchilladas en el rostro, cuello y diferentes partes del cuerpo, incluyendo las manos cuando aquel intentó defenderse.

En la vena yugular

Una de las heridas propinadas a Alvarado le perforó la vena yugular, que hizo que cayera en el piso boca abajo, bañado en sangre. Guido, a pesar que Alvarado no se movía por las cuchilladas, siguió atacándolo y procedió a asestarle 11 cuchilladas en la parte de atrás de la cabeza (región occipital); otras 6 cuchilladas en la parte de atrás del cuello y finalmente le propinó 15 cuchilladas en la espalda baja.

Una vez que Guido concluyó con el ataque, se quedó sentando en la cama de Alvarado, sosteniendo en la mano derecha el cuchillo lleno de sangre.

La dueña del local, acompañada de dos ciudadanos, se presentó al cuarto y observó que Guido seguía con el cuchillo en la mano y su víctima estaba en el suelo. La señora dio aviso a la Policía del Distrito Dos que procedió a detener a Guido.

Al psiquiatra forense

A petición de su abogado, el acusado Guillermo Guido fue enviado al psiquiatra forense para determinar si al momento de matar a su amigo estaba bajo alguna perturbación mental.

De momento, el juez Celso Urbina mandó a juicio a Guido para el 24 de julio y lo mantuvo en prisión.

...

Notas Relacionadas