“Masaya espera a Ortega con las puertas cerradas”, dice esposa de Marcelo tiradora

A un año de ese evento fatal, la esposa de Marcelo (q.e.p.d.) cuenta cómo ha tenido que ejercer el papel de padre ante sus dos hijos.

Marcelo Mayorga (q.e.p.d.) dejó a dos hijos quienes piden justicia por el asesinato de su padre. HOY/Foto: archivo

HOY

Para Auxiliadora Cardoze es martirizante una vida sin Marcelo Mayorga, su esposo, mejor conocido como el hombre de la tiradora, originario de Masaya. Fue asesinado por paramilitares el 19 de junio del 2018 en el barrio San Jerónimo, durante la sangrienta “operación limpieza” ordenada por Daniel Ortega.

A un año de ese evento fatal, Cardoze cuenta cómo ha tenido que ejercer el papel de padre ante sus dos hijos. Confiesa lo que está dispuesta a hacer por sacarlos adelante y comenta todas las luchas que ha tenido que vencer tras la muerte de su marido. En entrevista con HOY, expresa cuál es el deseo que hoy le obsesiona y asegura que si hay Repliegue este año, Masaya recibirá al dictador como lo hizo el año pasado: con las puertas cerradas.

¿Cómo es la relación con sus hijos sin Marcelo?

La ausencia de Marcelo se siente en la casa, nos hace falta a todos. Mis hijos han sufrido por él, gracias a Dios son niños de bien, dóciles y me han ayudado a ejercer ese papel también de padre.

En el aspecto económico ¿cómo ha solventado las necesidades básicas?

Por ahora estamos dependiendo del apoyo de la familia. Mis padres me ayudan, yo les colaboro en la venta, un pequeño negocito. El papá de Marcelo también me respalda económicamente. Yo perdí mi trabajo en diciembre del 2018, estudié Mercadeo en la Uhispam, me dijeron que me despidieron por un recorte debido a la crisis económica, pero siento que influyó que yo soy la esposa de Marcelo y la Policía llegaba a las afueras de mi trabajo, eso generaba inseguridad. Sigo buscando empleo a la fecha.

Este es Marcelo Mayorga minutos después de haber sido asesinado. Hoy/foto archivo

¿Si te saliese un trabajo no vinculado a tu carrera, lo tomarías en estas circunstancias adversas?

Yo les digo a mis hijos que si me toca ir de doméstica a una casa ajena yo lo haré por ellos. También estoy dispuesta ir a trabajar a una Zona Franca con tal de pagarles sus estudios, no me daría pena vender agua helada.

¿Cuáles son esas dificultades que ha tenido que superar tras la muerte de su esposo?

Cuando mi esposo es asesinado yo me sumí en una fuerte depresión. También se afectó mi salud física, empecé a tener problemas en la matriz, se me hicieron muy grandes unos miomas y tuvieron que operarme, extraérmelos, eso fue el 3 de junio, estoy convaleciente. Sigo delicada. Hasta el 18 de julio a mí me entregan la biopsia y después de ese mes me vuelven a valorar.

¿Ha tenido que simular fortaleza frente sus hijos?

Debo tener fortaleza porque si ellos me miran débil, también se sienten débiles, debo estar firme.

¿Cómo vivió el primer aniversario luctuoso de Marcelo?

Fue doloroso para todos recordar esos días. Después de la misa la Policía asedió a la gente, yo la resguardé en mi casa y en esa acción resulté lastimada, me golpeé mi herida por el mismo nerviosismo. Ni el día de su aniversario lo dejaron en paz, yo tengo en mente denunciar esto a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanas (CIDH).

Marcelo Mayorga (camisa amarilla). HOY/foto: archivo

¿Aspira a que pronto se haga justicia por la muerte de su esposo?

Que se haga justicia es lo que más deseo, esa idea me obsesiona. Quiero que paguen los culpables. Pero sé que mientras esté Ortega en el poder habrá impunidad. Pero ya el comandante no tiene valor en nuestro pueblo y durante el repliegue que se acerca le demostraremos el desprecio que merece. Para nosotros los Masaya: ¡No habrá repliegue Ortega!

¿Cómo reflejarán ese desprecio?

Cerrando nuestras puertas, apagando nuestras luces, Ortega entenderá que ya no queremos 19 de julio, sino 19 de abril. Hay que tener fortaleza y seguir la lucha que nuestros mártires iniciaron, una lucha para lograr la liberación de Nicaragua. Mi Marcelo no ha sacrificado su vida en vano. Dios nos eligió a nosotros, Dios escogió a los guerreros más fuertes para liberar la patria. ¡Marcelo Mayorga, presente, presente, presente!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas