Hija de opositores ejecutados: “fueron sicarios orteguistas”

En septiembre del año pasado Policía califica a uno de ellos como "terrorista, golpista" y anuncia que le buscan por matar a un paramilitar

Así fueron hallados los cuerpos de Edgard Montenegro y su hijo Yalmar Montenegro Olivas. HOY/Cortesía

Así fueron hallados los cuerpos de Edgard Montenegro y su hijo Yalmar Montenegro Olivas. HOY/Cortesía

Edgard Montenegro Centeno y su hijo Yalmar Montenegro Olivas fueron asesinados a balazos a las 6:30 de la noche del jueves pasado en el municipio de Trojes, departamento El Paraíso, Honduras, en la zona fronteriza con Nicaragua. Padre e hijo se movilizaban en una moto cuando fueron emboscados, confirmó uno de sus familiares.

Su hija Vivian Montenegro no tiene dudas de los autores de esta masacre: “fueron sicarios del orteguismo”, culpó en su red social, donde exaltó la lucha de su padre contra la dictadura de Daniel Ortega.

Edgard Montenegro Centeno. Hoy/Cortesía
Edgard Montenegro Centeno. Hoy/Cortesía

Las víctimas estaban refugiadas en Honduras desde hace casi un año. “Fueron emboscados, porque ellos iban solos en una moto, se trasladaban de una casa a otra”, señaló un familiar de los Montenegro, quien por el constante asedio y represión del gobierno contra su familia, pidió el anonimato.

Armados en su propiedad

“No tengo más detalles porque solo hallaron los cuerpos, les robaron las identificaciones y sus teléfonos… otros familiares que están allá refugiados (en Honduras) reconocieron los cuerpos y la Policía hondureña los trasladó a una morgue”, agregó el pariente.

“Hoy los asesinos sandinistas celebran que terminaron con la vida de mi padre y mi hermanito mayor… los héroes de mi vida; pero lo que dan es lástima, porque lo único que ganaron es el pasaje al infierno por tantas vidas que llevan ya en su lista…”, posteó Vivian.

Yalmar Montenegro se había refugiado con su padre. HOY/Cortesía
Yalmar Montenegro se había refugiado con su padre. HOY/Cortesía

Montenegro Centeno, a quien apodaban Cabezón, fue miembro de la Resistencia Nicaragüense que combatió al primer régimen de Daniel Ortega en la década de los ochenta y se reinsertó a la vida civil como reconocido productor en el sector de La Esperanza del Kilambé, en el municipio de Wiwilí, Jinotega, donde residía. El año pasado, Montenegro Centeno se sumó a las protestas ciudadanas en Wiwilí contra el régimen de Ortega.

Sobre el asesinato del Cabezón y su hijo, la familia denunció que la Policía con paramilitares los seguían y mantenían un constante asedio contra todos los miembros de su familia, además mantenían gente armada en la finca de su propiedad.

Saña contra familia entera

Por ser opositora al gobierno, la familia de Montenegro ha sufrido una feroz represión. El 23 de enero, el caficultor Oliver José Montenegro Centeno, hermano de Cabezón, fue acribillado a balazos en su finca ubicada en el sector llamado Caño La Cruz, cerca del valle Los Lagos, a unos 30 kilómetros al norte de la cabecera municipal de El Cuá, departamento de Jinotega.

“Fueron paramilitares y policías”, denunció la familia. Pero a cinco meses , el crimen sigue impune. A Elia Montenegro, hermana del Cabezón, la despidieron del hospital de Estelí, donde ejercía la pediatría y a un hijo del excontra también lo corrieron de su empleo, como responsable de mantenimiento en el hospital de Jinotega.

Ante ese asedio y persecución, una buena parte de los Montenegro se exilió en varias zonas de Honduras y los que se quedaron, se cambiaron de departamento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas