Paradas del Roberto Huembes necesitan más vigilancia

Después de las seis de la tarde se convierten en sitios peligrosos

Después de las seis de las tarde, las paradas de buses que rodean el mercado Roberto Huembes se convierten en sitios peligrosos para los pobladores; los amigos de lo ajeno aprovechan cualquier oportunidad para robar a los ciudadanos. Los comerciantes que venden en la zona son los principales testigos de esta realidad. HOY/ Roberto Fonseca

HOY

Después de las seis de las tarde, las paradas de buses que rodean el mercado Roberto Huembes se convierten en sitios peligrosos para los pobladores; los amigos de lo ajeno aprovechan cualquier oportunidad para robar a los ciudadanos. Los comerciantes que venden en la zona son los principales testigos de esta realidad.

“No hay orden porque los taxis se tragan las bahías, se quedan parqueados y la gente en su misma desesperación por llegar a sus casas se inquietan, distraen, y no se dan cuenta que les sacan la cartera o los celulares. Solo están enfocados en que la ruta venga y se detenga para ellos salir corriendo”, manifiesta Brenda Alcántara, quien vende frutas y refrescos en la parada ubicada a un costado de la terminal de buses del Huembes.

En el día

HOY/ Perla Gutiérrez

Alcántara cuenta que durante el día el problema que prevalece es el desorden. Y a pesar que los mismos pobladores han pedido el apoyo de las autoridades para mantener despejadas las vías, no hay respuesta.

La marchante señala que delegados del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma) hacen presencia en las paradas dos veces a la semana, pero la mayor parte del tiempo están ausentes. Policías de tránsito también llegan, pero no muy seguido.

“Deberían de dejar a alguien fijo en estos lugares, para evitar que continúe el caos, y por la tardecita deberían de mandar policías porque en este mercado hay bastante bares y también se arma el desorden, así todos nos sentiríamos seguros, porque hasta uno como comerciante corre el riesgo de que le roben o bien que nos hagan algo”, explica la marchante.

...

Notas Relacionadas