Zapateros de los mercados de Managua con pocos rumbos

La demanda de sus clientes ha disminuido desde hace varios meses

zapateros, iván, mercado, sobrevivir, medidas, alternativas, comerciantes

HOY/ ARCHIVO

HOY

Los zapateros de los mercados Iván Montenegro, Roberto Huembes y Oriental, todos los días llegan preparados para cubrir la demanda de sus clientes. Desde coser un bolso (algunos no lo hacían) hasta cambiar unas suelas en minutos, no se niegan a nada, pues están conscientes que la crisis económica en el país cada vez es más complicada.

“¿Va a reparar sus zapatos? Venga que yo le doy buen precio”, es la expresión que más se escucha en la zona de los zapateros de los centros de compras. Aunque la mayoría de estos trabajadores tiene sus clientes, tratan de convencer a quien pase por el lugar.

“Es que ahora cuesta más ganarse los frijolitos, este negocio sin importar la temporada del año se mantenía alto, pero ahora es un sube y baja constante, los fines de semana, cuando entra más gente, es que logramos hacer unos cuantos córdobas más, de ahí pasa palmado”, explica Gregorio Vanegas, trabajador en el mercado Oriental.

Los días de semana en el Roberto Huembes la clientela también es rogada. Algunos, para ganar dinero extra, han puesto en sus espacios venta de productos plásticos, refrescos y chiverías.

HOY/Archivo

“Es que si no resolvemos por un lado, tenemos que resolver por el otro. De algún modo tenemos que asegurar el pan de cada día a nuestras familias y como la situación está dura, pues nos toca inventar algo”, comenta Pedro Gaitán, trabajador.

En el Iván Montenegro, “los rumberos” se concentran más en la venta de materiales para la zapatería. Algunos servían de proveedores en otros mercados, la demanda también es baja.

“Gracias a Dios que no nos deja caer totalmente, uno consigue para el día a día, pero para pagar las deudas y hacer otras cosas que uno quisiera, ya no alcanza, tenemos que andar con mucho juicio, porque ahora cada córdoba que cae en nuestras manos es sagrado”, comenta el zapatero Roberto Salgado.

Esperanzas activadas
Los zapateros de los mercados de Managua esperan que el negocio vuelva a salir a flote.

Sus esperanzas son que la crisis económica en el país no se continúe agudizando. El costo de los rumbos que hacen estos trabajadores siempre dependen de la dificultad.

El trabajo más solicitado es la cosida, que cuesta 40 córdobas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas