Tanya Mroczek Amador, expondrá en la OEA el drama que viven los exiliados nicaragüenses en Costa Rica

Mroczek Amador dirige junto con su esposo el ministerio cristiano Esquina de Amor

OEA, Nicaragua, crisis, gobierno, ortega, exiliados, costa rica

Tanya Mroczek Amador, en la 49 Asamblea General de la OEA.HOY / Cortesía

HOY / Costa Rica

El drama que viven los nicaragüenses exiliados en Costa Rica será narrado por la ciudadana norteamericana Tanya Mroczek Amador, esposa del nicaragüense Nelson Amador, en la 49 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se desarrollará a partir de hoy en Colombia.

En esa asamblea se abordará la crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde hace más de un año. “Voy a exponer el sufrimiento de los refugiados de Nicaragua porque siento que el mundo tiene que saber, tiene que conocer este drama humano y hacer algo. Y la OEA tiene que ayudar a recuperar la democracia en Nicaragua que ha fracasado y donde existen sistemáticas violaciones a los derechos humanos. No es esto lo que merece el pueblo noble de Nicaragua”, aseguró.

Mroczek Amador dirige junto con su esposo el ministerio cristiano Esquina de Amor y desde ese proyecto han apoyado durante 25 años a miles de nicaragüenses con proyectos sociales en comunidades rurales muy pobres de Matagalpa.

Sin embargo, tras la crisis de Nicaragua el proyecto social humanitario lo han trasladado para atender a los miles de refugiados en Costa Rica. “Yo voy a hablar como miembro de la sociedad civil estadounidense y quiero aclarar que no voy representando a Nicaragua ni mi país. Mi voz se alzará por el dolor y el sufrimiento de los refugiados de Nicaragua. Yo tengo a Nicaragua en mi corazón. Puedo sentir sus lágrimas, sus balas dentro de sus cuerpos. Nosotros los atendemos personalmente. No los vemos por fotos ni videos, los vemos y constamos su necesidad y dolor. Ese ese el drama humano que yo voy a mostrar en Medellín para que el mundo lo sepa”, asegura Mroczek Amador.

La norteamericana agradeció el apoyo y la solidaridad que Costa Rica ha brindado a los refugiados nicaragüenses.

“Los países del mundo tienen que hacer algo. No es posible que en nuestro hemisferio los niños tengan que ver el terror de como matan a sus padres. Como calcinan familias en su propio hogar. No merece eso Nicaragua. El mundo conoce la represión de Nicaragua, pero deben hacer algo para detener esta represión, este sufrimiento”, exhortó Tanya Mroczek Amador

 

 

...

Notas Relacionadas