Acusan a su esposa e hijos por su muerte

El hombre murió por estrangulamiento

Ramona Paulina Sándigo Ríos, de 48 años, y sus hijos Pedro Jonás y Yesenia Raquel Téllez Sándigo, de 20 y 21 años, respectivamente, deben enfrentar en Jinotega un juicio en el que la Fiscalía los acusó por parricidio en perjuicio de Pedro José Téllez Lumbí, a quien habrían estrangulado.

Según la acusación de la Fiscalía, el parricidio ocurrió a las 8:30 p.m. del 16 de mayo pasado en la casa de la familia Téllez Sándigo, en el sector de Santa Teresa de Asturias, jurisdicción de Pueblo Nuevo, municipio de Jinotega.

La versión inicial que dieron a la Policía es que Téllez Lumbí junto a su esposa e hijas regresaban de un culto y Pedro Jonás, quien estaba en la vivienda, pretendió agredir a una de sus hermanas, por lo que el padre de ambos intervino, originándose un forcejeo en el que el muchacho estranguló a su progenitor.

El relato de la Fiscalía es distinto. Esa noche, según la acusación, a puertas cerradas en su casa, el matrimonio estaba discutiendo en la sala, al momento en que Pedro Jonás logró meterse por una ventana y comenzó a forcejear con su padre.

La mujer aprovechó para abrir la puerta y dejar que su hija Yesenia también ingresara. Acto seguido, entre los tres, derribaron a Téllez Lumbí.

La Fiscalía sostiene que “para impedir que la víctima pudiera defenderse con sus manos”, la esposa lo sujetó de los brazos, mientras que Yesenia lo “agarró” de los pies y Pedro Jonás, estando encima de su padre, le apretó el cuello hasta estrangularlo.

...

Notas Relacionadas