Llevan al juez a autoconvocado que regresó del exilio

Joven huyó de la represión, volvió, fue secuestrado, lo dieron por desaparecido y ahora lo acusan por supuestamente portar arma sin permiso

El pasado 4 de junio, familiares de Diomedes Reyes Hernández denunciaron su secuestro por la Policía Orteguista y paramilitares ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). HOY/Roberto Fonseca

El pasado 4 de junio, familiares de Diomedes Reyes Hernández denunciaron su secuestro por la Policía Orteguista y paramilitares ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH). HOY/Roberto Fonseca

Si el gobierno de Daniel Ortega cumpliera su palabra, Diomedes Reyes Hernández estaría hoy yendo al trabajo que debería garantizarle la ley de retorno seguro que mandó a aprobar. Contrario a eso, estará esposado ante el juez Único Local de Quilalí, para responder por una supuesta tenencia ilegal de arma.

Su abogada defensora, Tania Carrasco Betancur, llegará a asistirlo y confirmó que su cliente estaba seguro que la nueva ley lo ampararía, por eso dejó el exilio y volvió a su casa. Reyes, de 22 años, fue secuestrado el 27 de mayo pasado por paramilitares y antimotines en la comunidad La Palanca y días después la Policía del régimen lo señaló de tenencia ilegal de armas. Antes, su familia pasó días sin saber de él y hasta lo denunciaron como desaparecido ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Diomedes Reyes Hernández, autoconvocado de 22 años. HOY/Cortesía
Diomedes Reyes Hernández, autoconvocado de 22 años. HOY/Cortesía

La abogada, quien el año pasado fungía como fiscal en el departamento de Madriz, aseguró que le informaron que su defendido sería trasladado desde la ciudad de Ocotal al poblado de Quilalí. “Él permanece bajo la medida de prisión preventiva en la delegación (cuartel) de la Policía de Ocotal”, refirió la abogada.

Lea también: Opositor retorna al país y paramilitares lo sacan de su casa

Acusación falsa

La acusación presentada por el fiscal Hernaldo Briones Zamora se basa en un supuesto operativo que realizó la Policía a eso de las 9:00 de la noche del 27 de mayo, en un retén ubicado en el sector La Pimienta, en Quilalí, y donde se dice que Reyes fue detenido.

Según la Policía, fue detenido mientras viajaba a bordo de una motocicleta y que, al ser requerido, se le habría encontrado una pistola marca Colt, calibre 45, por lo que fue acusado por el delito de tenencia ilegal de arma de fuego.

Sin embargo, la familia denunció antes de la acusación que a Reyes lo llegaron a sacar de su casa. La versión también la confirmaron vecinos de la comunidad La Palanca, quienes vieron con impotencia como las patrullas policiales y paramilitares rodearon la vivienda y sacaron a golpes al joven autoconvocado.

“A Diomedes lo vinieron a sacar de su casa, a eso de las 9:00 de la noche de ese día, los paramilitares encapuchados y armados a bordo de varias camionetas blancas y los antimotines, y se lo llevaron secuestrado de la comunidad La Palanca, aquí en Quilalí, y lo iban pateando y golpeando”, afirmó Rafael Martínez, poblador de una comunidad aledaña y que observó lo sucedido mientras transitaba por el lugar.

Con Diomedes, son dos los casos denunciados en los que el gobierno se ha ensañado con exiliados, pese a su Ley de retorno seguro. El primero fue un deportado de Estados Unidos a quien la Policía se llevó del aeropuerto. Lo detuvieron durante horas y lo soltaron bajo amenazas.
Con Diomedes, son dos los casos denunciados en los que el gobierno se ha ensañado con exiliados, pese a su Ley de retorno seguro. El primero fue un deportado de Estados Unidos a quien la Policía se llevó del aeropuerto. Lo detuvieron durante horas y lo soltaron bajo amenazas.

Torturado

En tanto, Melida Hernández Centeno, madre de Reyes, denunció que su hijo ha sido torturado por paramilitares y agentes en el comando de esa institución, donde lo mantienen secuestrado.  “Yo lo he visto todo golpeado y demacrado”, dijo.

Lea también: Policía le imputa delito común al autoconvocado que estaba en el exilio y regresó

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) registra a Reyes como parte de los más de 80 presos políticos del régimen de Daniel Ortega que aún no han sido liberados, en el marco de un acuerdo alcanzado en la mesa de negociación con el gobierno. Reyes se había exiliado en Costa Rica, adonde había huido por haber participado en marchas y manifestaciones contra el régimen.

Su familia dijo que se fue huyendo de las amenazas de muerte y persecución de paramilitares asalariados y de la Policía. Se habido ido con su padre, solo que él no aceptó volver, porque temía ser capturado. La familia dice que el joven volvió, creyendo en las promesas de que el gobierno estaba facilitando el retorno de los exiliados.

Operan con impunidad

Los paramilitares que ejecutaron el secuestro de Reyes operan desde abril del 2018 en todas las zonas de Nueva Segovia, donde abiertamente reciben apoyo de alcaldes orteguistas.

Se maneja que también reciben apoyo de dirigentes del partido Frente Sandinista (FSLN) y de mandos de la Policía de este departamento, que son quienes les garantizan operar con toda impunidad.

 

...

Notas Relacionadas