Tres nicas descansarán en su tierra natal

Después de tres meses finalmente fueron entregados los cadáveres por las autoridades ticas

Los tres ataúdes entregados a los familiares de los nicaragüenses, quienes eran originarios de Muelle de los Bueyes. HOY/Cortesía La Teja

Tres meses y 18 días después de ocurrida la masacre en El Recreo de Cutris, donde asesinaron a tres nicaragüenses y un costarricense, la mañana del martes les fueron entregados a sus familiares los cuerpos de tres de las víctimas.

Se trata de los restos de los nicaragüenses Jesús Álvarez, de 49 años; el de su hijo Daniel Álvarez, de 24 años, y el de Freddy Ramos, de 19 años, pariente de los anteriores.

La cuarta víctima fue el costarricense Juan Roberto Méndez Koschny, de 57 años y quien ya había sido sepultado.

La Medicatura Forense entregó los tres cuerpos a las 8:00 de la mañana del 18 de junio.

Los cadáveres serían traídos a nuestro país, donde les darían sepultura. La familia era originaria de Muelle de los Bueyes, en el Caribe Sur de Nicaragua.

Los familiares aseguraron al diario tico La Teja que mucha gente de buen corazón les ayudó para cubrir los gastos y una funeraria también hizo su aporte.

Daniel Álvarez. HOY/Cortesía

Los hechos

La masacre ocurrió el 1 de marzo de este año, en la comunidad La Palma de El Recreo de Cutris, San Carlos, Costa Rica. Los nicaragüenses fueron sorprendidos durmiendo en una casa de la finca donde trabajaban. Ellos fueron asesinados a balazos y con arma blanca.

El cuerpo del costarricense apareció a unos 500 metros de la casa en una quebrada dentro de la finca y se presume que fue ahogado.

El único sospechoso de la masacre es un expolicía nicaragüense identificado como José Aníbal Pérez González, de 45 años, que sigue prófugo de la justicia tica.

Se presume que el expolicía huyó en lancha hacia Nicaragua.

Jesús Álvarez. HOY/Cortesía

Violación a menor

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) presume que el móvil del crimen fue por una venganza, ya que José Aníbal Pérez tenía una relación impropia con una hija menor de edad de Jesús Álvarez, a quien pretendía llevarse por la fuerza a vivir con él.

Fuentes ligadas al caso confirmaron que producto de esa relación impropia y castigada por ley en Costa Rica y Nicaragua, la menor de 13 años quedó embarazada del sospechoso y tiene un hijo de 3 meses.

(Con información de La Teja)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas