Norchad Omier, la nueva sensación del baloncesto pinolero, va a Estados Unidos y México

En México irá al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, popularmente conocido como Tecnológico de Monterrey.

Norchad Omier fue una senssación con el equipo Costa Caribe en el Torneo Nacional de Baloncesto Carlos Ulloa In Memoriam este 2019. Foto Rosa Membreño.

HOY

El talentoso  jugador nicaragüense Norchad Omier, de 17 años de edad y de 1.98 metros de estatura, viajará este viernes a Estados Unidos, a un campamento de baloncesto, y luego a México, para realizar  una prueba de admisión  con la intención de conseguir una beca de estudio. El sueño del nica es jugar en la NBA, adonde ningún nicaragüense todavía no ha podido llegar.

Norchad, originario de Bluefields, se coronó recientemente con el equipo Costa Caribe en el Torneo Nacional de Baloncesto Carlos Ulloa In  Memoriam, en el cual sorprendió por agilidad en la cancha, produccción de puntos, tapones y rebotes.

“El viernes viajo. Voy a un campamento en Miami, ahí van a estar algunos entrenadores para ver si me recibe alguna universidad y en México voy a realizzar un examen de admisión.  No se a qué colegio voy a Miami pero estaré una semana. La oportunidad la conseguí con la ayuda de Wesley Savery, él me vio jugar y él consiguió el contacto”, explicó Norchad, vía telefónica.

Desde el año pasado, Norchad ha causado gran sensación, luego de integrar el equipo que le dio una medalla de oro a Nicaragua en los Juegos Deportivos Estudiantiles Centroamericanos (Codicader) 2018 realizados en septiembre en Panamá.

“En México me harán una examen para ver mi nivel académico. Ellos me vieron jugar cuando reforcé al equipo Jass cuando competirmos en un torneo realizado en  Panamá este año”, agregó Norchad.

Norchad inició este año la universidad (Unicit) y estudia Ingeniería Civil.

“Siempre he dicho que Dios abre puertas, esto no lo esperaba pero estoy listo para cualquier reto. Voy solo. En el campamento voy a demostrar todo lo que se, voy a darlo todo, el ciento veinte por ciento”, expresó Omier.

Los padres de Norchad son Norma Rojas y Halstead Omier “Ellos me dicen que demuestre todo lo que se. En mi familia varios jugaron baloncesto pero también beisbol”, confesó el esbelto joven.

En México irá al Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, popularmente conocido como Tecnológico de Monterrey.

Norchad con su equipo Costa Caribe durante la final del Torneo de Baloncesto Carlos Ulloa en el Polideportivo España. Foto Rosa Membreño.
Norchad con su equipo Costa Caribe durante la final del Torneo de Baloncesto Carlos Ulloa en el Polideportivo España. Foto Rosa Membreño.

Una experiencia maravillosa

Al igual que los fanáticos, Norchad disfrutó jugar en el Ulloa.

“He tenido la ayuda de varios entrenadores como Carlos Parson, Ronny Cayaso, Edwin Valdivia, Chester Linarte y de jugadores como Troy Watson, Gregory Smith y otros veteranos del equipo Costa Caribe. En Panamá ganamos la medalla de oro, gracias a la ayuda también de mis compañeros. Jugar en el Ulloa fue una experiencia hermosa, jugué a otro nivel, agradezco a mis entrenadores y mis padres.  Gracias a los entrenamientos duros se dieron los resultados. Me siento alegre que la gente  haya disfrutado mi forma de jugar. Durante el Ulloa traté de mejorar cada día. Quiero llegar al nivel máximo, jugar en la  NBA”, relató Norchad.

Uno de los atractivos en el Torneo Ulloa este año fue Norchad. Todos querían verlo jugar. Los fanáticos gritaban a todo pulmón cada tapón. Fue una sensación.

“Norchad no parecía un novato, pero apenas tiene 17 años, aportó en la defensa y ofensiva, una vez que entraba a la cancha fluía la energía en todo el equipo. Lo ocupamos de pívot pero por su naturaleza puede desempeñar  otras posiciones. Él apenas tiene 17 años y puede crecer quizás  hasta los dos metros”, contó su compañero de equipo y capitán de la Costa Caribe, Troy Watson, quien había adelantado los planes de Norchad en Estados Unidos.

De hecho, fue por medio de Troy que Norchad pudo conseguir una beca en la Unicit.

“Norchad tiene un gran talento, y nos ha sorprendido a todos, pero en lo que nosotros mejor podemos aportar es en sus estudios y que el baloncesto sea una herramienta en su vida para lograr algunas cosas, objetivos o metas, pero que también pueda cumplirle a su familia en ser un profesional. Norchad es un muchacho sencillo, humilde, cristiano, de buenos valores y no queremos se salga del buen camino. En la universidad se ganó el cariño, se convirtió en un ícono, él debe ser sabio en sus decisiones”, comentó Troy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas