Chuzazos al corazón

Dos heridas en el pecho le bastaron para acabar con la vida de quien se suponía era su amigo

Bruno Gutiérrez fue enterrado la tarde del lunes en el mismo cuadro donde lo mataron. Su sepelio fue a las 2:00 p.m. HOY/Yaosca Reyes Centeno

Nindirí

Por razones aún desconocidas un hombre acabó con la vida de quien se supone era su ‘yunta’ del barrio y compañero de tragos. Bruno Antonio Gutiérrez Solórzano, de 24 años, fue la víctima mortal de la furia de su supuesto amigo Maycol José González.

Según dos testigos de la tragedia y quienes por temor a represalias prefieren no brindar su nombre, todo sucedió el domingo 16 de junio a eso de las 5:00 p.m. en el cuadro de beisbol de la comarca Los Madrigales, en el municipio de Nindirí, Masaya.

“Yo solo miré cuando el hombre (Maycol) lo tenía en el suelo (a Bruno) y lo estaba amenazando con el cuchillo en su mano. De repente dejó de hablar y le tiró dos chuzazos (cuchilladas) en el pecho. El último fue cerca del corazón”, refiere uno de los testigos.

Martha Solórzano, madre de Bruno, desea que se haga justicia, por el dolor que queda en la familia debido a la pérdida de su hijo mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas