Joven que estaba desaparecido apareció rapado y marcado con las siglas FSLN en su espalda

Leonardo Rivas Guevara, de 23 años, apareció la madrugada de este domingo por la Carretera Sabana Grande, en Managua.

El cuerpo de Leonardo Rivas se muestra golpeado. La víctima es un exatrincherado de la UNAN Managua. HOY/CORTESÍA

Leonardo José Rivas Guevara apareció la madrugada de este domingo 16 de junio por el sector de la Carretera Sabana Grande, en Managua, luego de estar seis días desaparecido. El joven de 23 años apareció con su cabeza rapada, golpeado y con las siglas del partido político Frente Sandinista marcadas en su espalda.

Lea: Orteguistas atacan a feligreses que participan en misa en memoria de monaguillo asesinado hace un año

Ivania Álvarez, del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, afirmó que Rivas Guevara se encuentra con su familia y está desorientado. La víctima confesó que durante sus días de cautiverio no le dieron comida y que diario lo inyectaban.

Su madre, Rosa Guevara Chávez había denunciado el secuestro de su hijo por parte de fanáticos orteguistas, luego que el lunes no apareció en el lugar donde laboraba y dormía.  Ella relató que el bar donde trabaja su hijo fue robado, ya que las cosas las encontraron rotas, como que hubo una trifulca en el lugar.

Leonardo José Rivas Guevara. HOY/Cortesía

Este sería el  tercer caso en que los secuestradores marcan en alguna parte del cuerpo de la víctima las siglas del FSLN. Las otras dos denuncias fueron de adolescentes, a quienes señalaron como responsables a la Policía Orteguista.

Puede interesarle: A un año de la bestialidad en el barrio Carlos Marx

Marcos Carmona, director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), comparó estos tratos crueles de la Policía Orteguista (PO) y parapolicías con las torturas que realiza la guardia venezolana, y agregó que los nicaragüenses ganan el primer lugar en Latinoamérica como torturadores.

“Son personas sádicos, son fanáticos al extremos que le están diciendo a la gente que pueden hacer lo que quieran con sus cuerpos (de la víctima), lo que ellos quieren. Tengo el control y poder de hacer y deshacer con tu persona, ese es el mensaje que manda este tipo de personas”, manifestó el defensor de derechos humanos.

“Estos tratos atentan contra la vida de ellos. Realmente los nicaragüenses con este gobierno no tenemos ningún tipo de garantías”, agregó.

También lea: El brutal encierro de tres estudiantes en las mazmorras orteguistas: “el buen humor nos salvó”

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) repudió el hecho y recordó al régimen de Daniel Ortega el artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: Nadie será sometido a tortura o a trato o castigo cruel, inhumano o degradante.

...

Notas Relacionadas