¿Cómo empezar a enseñar finanzas a los niños?

Este proceso de despertar el interés de los niños por las finanzas fortalecerá la relación entre ustedes, lo cual no tiene precio. ¿Empezamos?

HOY

Muchas veces pensamos que echar monedas en una alcancía es el primer paso para introducirles en las finanzas, pero no es así: hay varios pasos antes y aquí se los detallamos. Primero debemos enseñar a nuestros niños qué es el dinero y para qué sirve; así como deben saber que es un medio, no un fin.

Antes de enseñarles a ellos a tener interés por el tema, debemos tenerlo nosotros, pues no se puede enseñar algo que no conocemos, ¿verdad? Una vez usted tenga el interés y compromiso, puede poner en práctica los siguientes consejos para despertar la curiosidad de sus hijos por las finanzas:

HOY/Foto: istockphoto.com

1. Empezar por lo que más les gusta. La fase inicial de enseñar el valor del dinero pasa por explicar que todos los aspectos de la vida requieren de él, pero centrándonos en lo que ellos más disfruten o les guste, aquello más preciado en términos materiales. Entonces hay que mostrarles que eso que tanto les gusta requiere dinero para ser adquirido y que, por ejemplo, si el dinero lo gastamos en otra cosa, no podremos tener eso que le gusta.

2. Hacerlo divertido. La curiosidad por las finanzas puede desarrollarse mediante juegos y ni siquiera debemos gastar: pueden crear sus propios billetes y usar sus mismos juguetes o cosas de la casa para jugar a la pulpería, al supermercado o la juguetería, donde su hijo/a es quien compra con esos billetes. La diferencia es que en estos juegos —versus lo que jugaba antes que leyera este artículo— es que tendrá enseñanzas planificadas:

—Los productos tendrán un precio que debe respetarse (rotularlos). Si su hijo/a aún no sabe números, pueden hacerlo con figuras.

—Los billetes tienen una denominación y una vez se acaben, no hay más.

—Si compramos una cosa se reduce la posibilidad de comprar otra, por tanto debe elegir bien.

3. Hacerlos parte en el día a día. Ellos pueden ser parte de pequeñas decisiones o de la planificación de las finanzas del hogar. Cosas como ayudar a hacer la lista de compras, decidir qué priorizar de esa lista y explicar en cada actividad relacionada con el dinero, el porqué de las cosas, le ayudará a entender mejor el tema.

4. Responder sus dudas. En este proceso van a surgir muchas preguntas (y mientras más pequeños, todavía más), por tanto es importante que le responda explicándoles lo más que se pueda, no por salir del paso.

5. Pedirle siempre su opinión. Algo que determina el nivel de participación de los niños en cualquier actividad es qué tan tomados en cuenta se sientan.

Constantemente pregúnteles qué piensan sobre cosas relacionadas a la economía familiar, o reflexionen juntos sobre algo que ya ocurrió: ¿qué pudimos hacer mejor?, ¿cómo lo haremos la próxima vez?

Este proceso de despertar el interés de los menores por las finanzas fortalecerá la relación entre ustedes, lo cual no tiene precio. ¿Empezamos?

Otras recomendaciones y abordajes temáticos de la educadora financiera  Gisella Canales (No deje de verles), visite su página:  Dele Peso a sus pesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas