César Bolaños y su admirable labor con su escuelita de futbol para niños en Bluefields

Entre los más de 60 niños de la Escuela de Futbol Atlético de Bluefields se encuentran entre ocho a 10 niños, cuyas edades oscilan entre 5 a 13 años. Las prácticas son diarias desde las 3:00 p.m. a 4:20 p.m.

Con la Escuela Atlético de Blufields de César Bolaños, los niños ahora sueñan con el futbol. Foto Cortesía César Bolaños.

HOY

Fue hace tres meses cuando César Augusto Bolaños García, de 30 años de edad, decidió compartir sus conocimientos de futbol a los niños en Bluefields, donde actualmente ejerce la profesión de barbero.

Bolaños, originario de Diriamba, relata que en el 2007 integró el equipo Caciques Diriangén, categoría especial juvenil, pero que debido a una operación (apendicitis) se tuvo que retirar rápidamente, sin embargo su amor por el balompié no se apagó.

“Fue hace 10 años que me viene a vivir a Bluefields. De lo que gano como barbero empecé a ahorrar y hace tres meses compré cuatro balones usados y unos conos para enseñar futbol a los niños. Cerca de mi barbería hay una cancha y siempre miraba que casi nadie la ocupaba y así decidí a enseñar a los niños”, contó Bolaños.

Fue gracias al profesor Milton Cuadra, quien fue director de la Escuela de Talento Negro Julio de Diriamba, que Bolaños recibió un curso de futbol base enfocado en niños.

“Inicié con cuatro niños y ahora tengo más de 60. La escuela se llama Escuela de Futbol Atlético de Bluefields. Gracias a Dios, amigos míos y clientes de la barbería me han regalado balones. Luego de la operación siempre quise estar vinculado al futbol  y el profesor me dio la oportunidad de ir a un curso de futbol base enfocado en los niños”, contó con alegría Bolaños.

Según Bolaños “el proyecto de la escuela inicia por necesidad al ver que muchos niños estaban sin jugar futbol. Además hay  más apoyo al beisbol que al futbol y aquí hay mucho talento en futbol también”,  agregó Bolaños.

César Bolaños durante una práctica en su escuela de futbol Atlético en Bluefields. Foto Cortesía César Bolaños.
César Bolaños durante una práctica en su escuela de futbol Atlético en Bluefields. Foto Cortesía César Bolaños.

Sueño hecho realidad

Para Bolaños, ver a los niños aprender futbol es como tocar el cielo. Es como un sueño hecho realidad.

“Es emocionante ver a los niños  jugar. Los niños son los que me mantienen animados. Mi barberia es pequeña y tras la puerta tengo guardado los balones y conos. A veces estoy desanimado,  pues en la vida hay altas y bajas pero cuando miro a los niños en la puerta de mi barberia para traer los balones me da mucha emoción y ganas de hacer el trabajo y cuando estoy en la cancha lo doy todo para ellos”, confiesa con la voz entrecortada Bolaños.

Debido al creciente entusiasmo de los niños por aprender futbol, Bolaños cuenta ya con la ayuda de Nicky Bonilla y Steve Iam, quienes se han sumado a la enseñanza.

“Hay niños que llegan descalzos a las prácticas, pues algunos no tienen zapatos para las prácticas solo para ir al colegio. En lo que he podido les he ayudado a algunos con sus zapatitos pero no puedo ayudarles a todos”, reveló César.

Entre los más de 60 niños de la Escuela de Futbol Atlético de Bluefields se encuentran entre ocho a 10 niña  s, cuyas edades oscilan entre 5 a 13 años.  Las prácticas son diarias desde las 3:00 p.m. a 4:20 p.m.

“Este proyecto ya lo comencé y mientras esté vivo no quiero que tenga fin, y sin un dia no estoy, porque no somos etenernos quiero que siga, porque esto tiene un impacto en el desarrollo fisico, mental, anímico de los niños. Aquí no solo se les enseña a jugar futbol, sino valores, que sean personas de bien en todo sentido”, expresa Bolaños.

“La escuela es gratis. A los niños se les garantiza  una bolsita de agua luego de terminar sus prácticas. Los niños no tienen que aportar un solo córdoba”, dice Bolaños, padre de un niño de año y medio de edad.

Aunque cuentan con pocos materiales deportivos, las prácticas ni el enstusiasmo no paran en la escuelita de futbol de César Bolaños. Foto Cortesía César Bolaños.
Aunque cuentan con pocos materiales deportivos, las prácticas no paran en la escuelita de futbol de César Bolaños. Foto Cortesía César Bolaños.

Pero hay otros sueños que tiene el joven de 30 años de edad.

“Quiero hacer un llamado por si algún equipo quiere hacer algún convenio con nosotros para ayudarle al jugardor costeño de llegar al futbol profesional. Uno de mis sueños es que Bluefields vuelva a la Primera División y no solo eso, sino que sea protagonista porque futbolistas de calidad los tenemos. Siempre admiré a Lesther González, Tyron Acevedo, Ismael Reyes, Pablo González, grandes jugadores de Diriangén y de la Selección de Nicaragua”, finalizó Boñalos, quien hace unos meses fue invitado por la Federación Nicaragüense de Futbol en Managua para dar a conocer el trabajo que está haciendo con los niños de su escuelita y fue ovacionado.

 

El sueño de César Bolaños es que Bluefields tenga presencia en el futbol de Primera División. Foto Cortesía César Bolaños.
El sueño de César Bolaños es que Bluefields tenga presencia en el futbol de Primera División. Foto Cortesía César Bolaños.

 

Todos los dias los niños aprenden con alegría futbol con César Bolaños. Foto Cortesía César Bolaños.
Todos los dias en Bluefields  los niños aprenden con alegría futbol con César Bolaños. Foto Cortesía César Bolaños.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas