Simuló accidente, pero había matado a golpes a nicaragüense

La mujer se había separado del sospechoso tres meses antes de su muerte

El hombre fue detenido por agentes del OIJ. El crimen de la nicaragüense ocurrió el año pasado. HOY/Cortesía OIJ

Un mecánico tico, de apellido Guido y de 45 años, fue detenido por la Policía Judicial como sospechoso de matar a golpes a su excompañera sentimental.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Costa Rica informó el jueves que la captura ocurrió el miércoles 12 de junio en la mañana, en Santa Cruz de Guanacaste.

La mujer asesinada es una nicaragüense identificada como Brenda Clarisa Martínez Campos, de 35 años, quien falleció el 23 de mayo de 2018, tras pasar dos semanas internada en el Hospital México, en San José.

La Policía Judicial detalló que la víctima y Guido tuvieron una relación sentimental durante años y de esta nació una hija que ahora tiene ocho años.

Debido a los constantes problemas que tenían decidieron separarse, pero el 5 de mayo del año pasado, tres meses después de haberse separado, se reunieron para hablar y tratar de arreglar las cosas.

Reunión en bar

La reunión se dio en un bar. Varias personas que estaban ahí ese día dijeron que la pareja tuvo una fuerte discusión y que a eso de las 9:00 de la noche, Brenda y Guido salieron del lugar y ella se montó en el carro del hombre.

Poco después, Guido llegó a un centro médico cercano con la mujer en sus brazos, diciendo que Brenda se había tirado del carro y que por eso estaba toda golpeada.

La mujer llegó en estado delicado, por lo que la trasladaron al Hospital México, donde murió 18 días después debido a las lesiones.

Se casó con española

Tres meses después de la muerte de Martínez, Guido siguió su vida y se casó con una española con la que tenía pensado irse a vivir a España. Incluso el hombre había mandado a su hija a territorio español para que ella y su nueva esposa lo esperaran mientras él terminaba de arreglar algunos asuntos en Costa Rica. Él laboraba como mecánico en una procesadora de azúcar.

Pero, los agentes de la Policía Judicial empezaron a buscar información sobre el caso.

El resultado de la autopsia reveló que los golpes que tenía la mujer no eran compatibles con los que se causarían al caer desde un carro en movimiento, como aseguró el hombre, sino que más bien se trataban de golpes que le dieron con mucha violencia, por lo que los forenses calificaron la muerte como un homicidio.

Enfrentará audiencia

Debido a lo anterior, los investigadores le cayeron al mecánico, pues todo apunta a que fue el que cometió el asesinato y luego trató de encubrirlo.

Él fue llevado a las oficinas de la Fiscalía para ser indagado por el cargo de homicidio y luego enfrentará una audiencia, para solicitar las medidas cautelares en su contra.

...

Notas Relacionadas