A Ortega se le venció el tiempo para el Gran Canal

Acaban los seis años de plazo que el acuerdo le cedía al chino Wang Jing de HKND, para conseguir las inversiones de la mega obra

El 14 de junio de 2013, Daniel Ortega anunció que su gobierno y Wang Jing traerían enormes riquezas al país con el canal interoceánico. HOY/Archivo

Seis años después que 61 diputados leales a Daniel Ortega aprobaran en la Asamblea Nacional la ley de construcción del canal interoceánico, Ley 840, cediendo la soberanía nacional al empresario chino Wang Jing, no hay absolutamente una obra sola visible que augure el inicio de “la obra de ingeniería más grande del mundo”.

Ayer se venció el plazo de seis años para que la empresa china HKND mostrara pruebas concretas de financiar la construcción del Gran Canal Interoceánico, de 50 mil millones de dólares; de lo contrario, la ley puede ser derogada sin perjuicio para el Estado nicaragüense.

Lea también: Manifestaciones contra Gran Canal deja manifestantes lesionados

Ni el Ejecutivo, ni los legisladores se habían pronunciado al respecto, hasta el cierre de esta nota, aunque sí los campesinos que desde un inicio denunciaron que la concesión era un engaño que les arrebataría su derecho a la tierra.

El orteguismo promovió por todos sus medios una campaña para vender otra ilusión: El Gran Canal. HOY/Cortesía
El orteguismo promovió por todos sus medios una campaña para vender otra ilusión: El Gran Canal. HOY/Cortesía

Una fantasía

La historia del Gran Canal comenzó en 2012, cuando el hijo de la pareja presidencial Laureano Ortega Murillo regresó de una gira por China anunciando inversiones importantes para Nicaragua.

El 3 de julio del 2012, con el cuento de que Nicaragua avanzaría en una ruta definitiva para “derrotar la pobreza heredada del pasado neoliberal”, se aprobó la Ley del Régimen Jurídico del proyecto del Gran Canal y de la Autoridad del Gran Canal, para sentar las bases legales del fallido megaproyecto.

Lea también: Rechazo total a construcción del Gran Canal

El 13 de junio de 2013, entre discursos de fantasiosas cuentas de riqueza, 61 diputados aprobaron la concesión. El proyecto se trataba de una inversión privada del empresario chino Jing, bajo su firma Hong Kong Nicaragua Canal Development (HKND-Group).

El 14 de junio de 2013, Ortega y Jing firmaron el acuerdo, pero como muchos proyectos de Ortega, la refinería por ejemplo, se terminó desinflando.

Gigante engaño

El empresario chino tendría poderes ilimitados sobre la soberanía nicaragüense por un lapso de 100 años. Se le dieron todos los derechos de uso de tierra, aire, agua, espacios marítimos y recursos naturales del país. El Estado tendría solamente el 1 % de las acciones y solo 50 años después de funcionar podría aspirar al 50 % de las acciones.

...

Notas Relacionadas