Irlanda y Olesia llaman a la población a la desobediencia civil

Jerez y Muñoz se refugiaron ayer en la Catedral de Managua, dado que las casas de ambas exprisioneras políticas habían sido saqueadas por encapuchados, horas antes de salir de prisión.

Irlanda Jerez. HOY/Roberto Fonseca

Valientes y retadoras. Así reaccionaron Irlanda Jerez y Olesia Muñoz, a pocas horas de ser liberadas por el régimen de Daniel Ortega, luego de meses de cárcel, por exigir la democratización de Nicaragua, en el contexto de la lucha cívica de abril, mayo, junio y julio del año pasado.

“Este es un gobierno, narcodictadura, terrorista, eso deben entender todos los nicaragüenses y el mundo entero; a los terroristas y narcotraficantes, ¿cómo se les debe de tratar? Son delincuentes y se vale ser desobediente ante los delincuentes. Les llamo a desobedecer, para obedecer a la razón. ¡Viva Nicaragua libre y seguimos de pie!”, dijo Jerez este martes en el atrio de la Catedral de Managua.

Olesia llama a no tener miedo a la dictadura

Por su parte, la también expresa política Olesia Muñoz exhorta a los nicaragüenses a no tener miedo a la dictadura Ortega-Murillo y recordó que el régimen ha sido cruel contra los ciudadanos que desean libertad y justicia para Nicaragua.

“De Daniel Ortega y Rosario Murillo no puede brotar cosas buenas, son malos árboles, podridos, hediondos, nada bueno puede nacer de ellos; pero su misma maldad los está ahogando y bajo lo que sea, nos tuvo que liberar. ¿Amnistía? Para mí no puede haber amnistía ni para ningún preso político, porque nosotros nunca cometimos ningún delito y el pueblo nicaragüense lo sabe”, sostuvo Muñoz, también en las afueras de la Catedral de Managua.

Jerez y Muñoz se refugiaron en la Catedral de Managua, dado que las casas de ambas exprisioneras políticas habían sido saqueadas por encapuchados, horas antes de salir de prisión.

“Nos han saqueado, nos han hecho lo que quieran, pero yo le digo a Nicaragua: no nos rendiremos, 322 días en la cárcel, pero aquí estamos presentes. Todos somos uno y con un solo objetivo: el fin de la narcodictadura Ortega-Murillo”, expresaba con voz firme y fuerte Jerez, odontóloga y comerciante.

A catedral también se hicieron presente decenas de ciudadanos con bandera azul y blanco para saludar a Jerez y Muñoz, quienes emocionadas instaban a la población a seguir la lucha pacífica contra el régimen orteguista.

“Bañaron de sangre calles de todo el país”

Jerez defendió la lucha de todos los presos políticos e insistió: “Otros aquí son los terroristas”.

“En lo personal nunca he tirado una triquitraque más que una candelita romana. No somos terroristas, los terroristas son ellos. Los que han aterrorizado al pueblo de Nicaragua y han llenado de sangre todas las calles de este país son ellos; es la narcodictadura Ortega-Murillo y todos sus cómplices”, reiteró Jerez.

La comerciante exhortó además “a la desobediencia nacional masiva” para sacar del poder a Ortega. “Unidos todos vamos a poder derrocar a esta dictadura”, insistió.

Asimismo, Muñoz mandó un mensaje a la ciudadanía. “Ya pasamos un secuestro, pero ahora viene lo más duro: alzar nuestra voz, alzar al pueblo de Nicaragua. Ya no tenemos miedo, la lucha sigue hasta ver a nuestra Nicaragua libre. Esta dictadura está por caer”, expresó Muñoz, originaria de Niquinohomo.

...

Notas Relacionadas