Incendio devora casa en barrio capitalino y deja en la calle a familia

Familia pide que personas de buena voluntad los apoyen

Familia solicita a la población que puedan ayudarlos con lo que sea su voluntad, ya que ni siquiera pudieron salvar las provisiones de comida que tenían destinadas para la quincena. HOY/Yaosca Reyes Centeno

Managua
Sin ropa, comida y dinero. Así quedaron 12 miembros de una familia en el barrio Laureano Mairena, en Managua, tras incendiarse la vivienda donde habitaban. Ahora piden a la población capitalina les ayuden con lo que puedan.

El incendio sucedió el lunes a eso de las 5:40 p.m. Ninguno de los pobladores se había dado cuenta del fuego, hasta que de la casa vecina alguien salió avisando.

“Fue un chispazo que cayó en la cama, pero aún no sabemos qué fue lo que lo provocó”, dice Walter Urbina, miembro de la familia. Aunque asegura que miembros del Cuerpo de Bomberos les dijeron que harían las debidas investigaciones.

Según Urbina, el fuego inició en una litera ubicada en una de las habitaciones y de ahí se empezó a quemar todo tan rápido que no dio tiempo de salvar camas o comida que recién habían comprado.

En menos de media hora el fuego había consumido el 80 por ciento de la casa y una habitación de la casa vecina. Afortunadamente ningún familiar salió herido o quemado.

El Cuerpo Unificado de Bomberos hizo presencia con tres cisternas de agua.

Los vecinos cuentan que las llamas salían por el techo, ventanas y puertas. Fue en esos momentos que la dueña de la casa, una señora de 70 años, se desmayó en la calle y tuvo que ser trasladada de emergencia al hospital, donde no ha sido dada de alta por su estado delicado de nervios que le pueden afectar el corazón.

“Mientras esperábamos a los bomberos fueron de gran apoyo nuestros vecinos, si no ha sido por ellos, no sé qué hubiera sido. Todos se pusieron las pilas, trajeron agua. Nos ayudaron”, relata Urbina.

Tras una hora combatiendo el fuego, al fin el infierno terminó. Y ahora la pérdida monetaria de las cuatro familias que vivían en la casa es casi imposible de contabilizar.

“Estos han sido los esfuerzos de toda una vida, no sabemos cuánto hemos perdido, pero ya no tenemos nada”, señala Urbina.

Sin colchones

Las cuatro familias afectadas por el incendio, que son alrededor de 12 personas, necesitan la ayuda de la población.

Es por eso que piden a quienes puedan brindar apoyo, que se comuniquen con ellos al 8274-1365. Lo que necesitan es camas o colchones, ropa para niños y adultos (mujeres y hombres), comida, sillas, entre otros.

“Aunque en esta época de lluvia lo que nos urge es el zinc”, manifestó otro miembro de la familia.

...

Notas Relacionadas