Furgonero atropella, mata y huye de la escena

Aura María Acevedo Lovo quedó tendida en el suelo luego que un furgonero la atropellara mientras viajaba como pasajera en una motocicleta

La fallecida tenía 36 años de edad, pronto estaría de cumpleaños. Vivía con sus hijos, a quienes criaba sola. No tenía pareja. Laboraba en un bar propio ubicado en Carretera Sur. HOY/ Yaosca Reyes Centeno

Managua

Destrozados sentimentalmente están los familiares de Aura María Acevedo Lovo tras su repentina muerte la tarde del domingo pasado. Lo peor del caso es que aún no se ha encontrado al culpable de este homicidio imprudente.

Aracely Salinas, prima de la fallecida, comentó que al caer la tarde del domingo, Acevedo iba como pasajera en una motocicleta, en la que se movilizaba para ir a comprar una comida para cenar.

Sucedió precisamente en el kilómetro 12.5 de la Carretera Sur, muy cerca de donde ella habitaba con sus tres hijos y familiares. Supuestamente una rastra invadió carril y los atropelló.

Aura María Acevedo fue velada en casa de sus padres. HOY/ Yaosca Reyes Centeno

“La versión que se maneja y lo que grabó también una cámara de un local cerca es que dos furgones iban juntos en la carretera, ella iba adelante en el carril izquierdo e iba a entrar a una coctelería cerca de ahí. Entonces el furgón adelantó y le pegó en la parte de atrás a la moto, ella salió por los aires y dicen que al caer las llantas traseras del furgón pasaron sobre sus miembros superiores. En ese mismo momento el hombre (conductor) se dio a la fuga. Nos dijeron que alguien lo siguió, pero de ahí no supimos más”, explicó Salinas.

Sin embargo, la familia cuenta que la Policía está investigando el paradero del conductor, puesto que también en el video se puede visualizar el número de la placa. Mientras tanto velan a Acevedo en la casa de su padre, ubicada en el barrio Hilario Sánchez, Distrito Tres de la capital.

Otro medio de comunicación señaló que el conductor de la motocicleta donde iba Acevedo era Armando Hernández, de 65 años, quien milagrosamente se salvó y solo tenía golpes, más una herida considerable en su mano derecha; sin embargo, fue trasladado por una ambulancia del Ministerio de Salud al hospital Fernando Vélez Paiz.

No se sabe qué pasará con los tres niños de la fallecida. Ellos aún estaban en shock al ver el ataúd de su madre en la sala de la casa de sus abuelos.

...

Notas Relacionadas