Usaba a su hijo como “mula” en diferentes barrios de Managua

Desde abril supuestamente se dedicaba a vender estupefacientes

Ambas acusadas de tráfico de estupefacientes. Carolina Pérez es quien va de primero, atrás Jennifer tapándose. HOY/ Perla Gutiérrez

HOY

Carolina Pérez Méndez tomó la decisión de arrastrar a su hijo de 17 años a la corrupción. Desde abril supuestamente se dedicaba a vender estupefacientes en distintos barrios de Managua y utilizaba al menor como “mula”, para no levantar sospechas.

La mujer, de 37 años, fue presentada en audiencia preliminar en los juzgados de Managua y fue sentada junto a su hijo, quien no dejaba de llorar mientras escuchaba la acusación de la Fiscalía. El delito que se les imputa es tráfico de estupefacientes.

El libelo acusatorio narra que el pasado 6 de junio oficiales de la Policía llegaron hasta la casa de la acusada, ubicada en el barrio Francisco Meza, porque tenían una orden de allanamiento, y dentro de un gavetero encontraron 680 piedras de crack, una pistola nueve milímetros con nueve cartuchos de igual calibre. El peso total de la droga fue de 390 gramos.

Durante el allanamiento, los agentes decomisaron un automóvil y tres motocicletas que supuestamente la acusada utilizaba para distribuir la droga en distintos expendios.

El mismo día capturaron al hijo de la señalada, cuando supuestamente se dirigía a entregar 118 piedras de crack en el barrio Américas Tres. La captura se dio por una llamada anónima que recibió el agente encargado del caso.

La titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia, Karen Chavarría, dictó prisión preventiva para Carolina. También ordenó que la acusada fuera revisada por un médico forense. El menor fue remitido a un juzgado de adolescentes.

La audiencia inicial quedó programada para el 17 de junio en el Complejo Judicial Central de Managua.

Otra por tráfico

Jennifer Arróliga Chavarría también fue sentada en el banquillo de los acusados, por el delito de tráfico de estupefacientes.

La mujer fue capturada con dos paquetes de marihuana, los cuales dieron un peso total de 927 gramos.

La Fiscalía indica que la procesada fue capturada mientras transitaba en una de las calles del barrio 22 de Mayo. Agentes la detuvieron para realizarle una requisa corporal porque estaba en “actitud sospechosa”.

La droga la llevaba en un bolso que portaba. La señalada quedó en prisión preventiva y la juez Chavarría le programó la audiencia inicial para el próximo 17 de junio.

 

...

Notas Relacionadas