Asesino confiesa que lo mató por celos

Se espera que la Policía confirme hoy esta teoría, y que en próximos días sea enviado a las autoridades judiciales pertinentes

Elvin Alvarado era estilista profesional y el día que desapareció y fue asesinado, iba a realizar un trabajo de tinte a una clienta que le había conseguido Frayson Castillo. HOY/ Yaosca Reyes

Managua

De un disparo fue que Frayson Noel Castillo Salgado asesinó a Elvin Adonis Alvarado Santana el pasado 13 de mayo en el barrio Jonathan González. Pero fue encontrado 18 días después enterrado en el patio de la casa donde vivía Castillo.

El móvil del crimen aún no lo ha dado a conocer formalmente la Policía, aunque desde el día que encontraron el cuerpo se vertieron varias versiones, una de ellas apunta que fue un crimen que se originó por celos.

Supuestamente Castillo y Alvarado mantenían una relación sentimental desde hace cuatro años, pero ese lunes 13 de mayo cualquier sentimiento “bonito” entre ambos acabó por supuestas infidelidades por parte de uno de ellos.

Elvin Alvarado fue sepultado en un cementerio privado en Sabana Grande. HOY/ Yaosca Reyes

La discusión se calentó tanto que Castillo le pegó un balazo a Alvarado con una pistola calibre 7.62 milímetros. Luego lo envolvió en sábanas y lo enterró en una zanja de 30 centímetros de profundidad.

Más tarde, para tapar su crimen, puso encima cemento. El concreto tenía una pulgada de grosor.
Cabe destacar que vecinos del barrio Jonathan González afirmaron que Castillo es padre de un menor de edad y convivía con la madre del pequeño en la casa donde encontraron el cuerpo de Alvarado.

Esta familia fue desalojada por la Policía para evitar contaminación de la escena del crimen y brotes de enfermedades puesto que el cadáver estuvo por 18 días en ese patio.

Conmoción

El viernes 31 de mayo, la Policía extrajo el cuerpo. Se conoce que Castillo habría confesado a los agentes dónde enterró al hombre. También se supo que una motocicleta propiedad de Elvin Alvarado había sido vendida por Frayson Castillo a un vecino del barrio Jonathan González, a un precio bastante asequible, y cuando la ofreció estaba desesperado por deshacerse de dicho vehículo liviano.

Alvarado fue enterrado el sábado último en un cementerio privado en Sabana Grande, donde su familia asistió con mucho dolor. El cuerpo estaba en alto grado de descomposición, por lo que no pudo ser velado en su casa, sino que saliendo de Medicina Legal fue sepultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas