Golpeó a Diana Raquel en la cabeza hasta matarla

Autopsia de la niña de 12 revela fracturas en su cabeza

Víctor Moisés Ortiz Moraga abrazando a su hermana Sarahí Ortiz. La audiencia inicial fue programada para el 6 de junio. HOY/Yaosca Reyes

HOY

“Perdoname por favor, perdoname”, repitió entre llantos al oído de su hermana el acusado Víctor Moisés Ortiz Moraga, a quien se le imputa el asesinato agravado de la niña Diana Raquel Gutiérrez Hernández, de 12 años.
La acusación fiscal detalla que los hechos ocurrieron el 25 de mayo del 2018 alrededor de las 4:30 p.m. cuando la niña se dirigía a la casa de su abuelita en el barrio La Primavera.

Diana iba en la calle principal del barrio, y Ortiz Moraga estaba afuera de su casa, y precisamente cuando la niña pasó frente al hombre, este la tomó por uno de sus brazos y la metió a la fuerza a su casa.

Golpes en la cabeza

“Dentro de la casa cerró la puerta, y luego se armó de un objeto contundente no identificado, con el cual sin motivo alguno le propinó golpes en la cabeza ocasionándole la muerte inmediata, por fractura cráneo facial debido a un trauma craneoencefálico contundente”, explicó el fiscal. Aunque el pasado lunes, la Policía había dicho que el hombre le había dado una estocada con un machete corto a la menor.

Luego, el hombre envolvió el cuerpo de la niña en una cortina rosada y lo lanzó a una letrina de 1.5 metros de profundidad.

El Ministerio Público no acusó por violación al sujeto, que preliminarmente se manejaba como el móvil del crimen.

La abogada Karla Martínez, defensora de Ortiz, solicitó al juez Julio César Arias que el acusado sea valorado por un médico psiquiatra forense. En los próximos días será remitido al Instituto de Medicina Legal.

“No tenemos la culpa”

Diana Raquel Gutiérrez Hernández. HOY/ Archivo/Cortesía

“Estamos siendo señalados por vecinos y familiares de la niña como asesinos y estamos con miedo que nos hagan algo. La abuelita de la niña nos pasó diciendo eso y yo comprendo su dolor, y nosotros estamos claros que él tiene que pagar por esto que cometió. Primero está su dolor como madre, pero también está nuestro dolor porque él es nuestro hermano. Sentimos dolor por ambas causas porque es algo trágico, horrible para ambas familias”, dijo Sarahí Ortiz, hermana del acusado, quien habló con los medios tras culminar la audiencia.

La hermana aclaró también que ningún miembro de la familia estaba en la casa cuando Víctor Moisés cometió el crimen. Que tanto su padre como ella trabajaban en mercados capitalinos y dejaban el hogar por más de 12 horas al día.

“Tampoco es fácil estar en la cárcel. Y esto es lo que debemos vivir. Nosotros somos cristianos, y creemos que el único que puede juzgar por nuestros actos es el Señor, sabemos que él hizo algo muy malo”, agregó.

Durante el velorio participaron vecinos, amigos y miembros de la iglesia donde se congrega la familia. En la foto, la abuela de la menor. HOY/ Roberto Fonseca

No pudo determinarse abuso

Ayer fue sepultada la niña Diana Raquel Gutiérrez. La abuela de la menor, Nora Hernández, dijo que el Instituto de Medicina Legal (IML) le entregó el acta de defunción, la cual indicaba que la niña había fallecido por golpes en el cráneo.

“Como la niña no tenía tejido supuestamente no se pudieron detectar si hubo algo más que golpes u otro tipo de abuso, se había hablado que ese hombre la degolló y había abusado de ella, pero no aparece reflejado en el documento”, explicó Hernández.

“He dejado de pasar por la calle principal para no ver la casa donde fue encontrada mi niña, quiero sanar mi corazón y que le caiga el peso de la ley a ese cobarde”, subrayó.

Quería convertirse

La abuela de la menor contó que antes que Víctor fuera capturado intentó convertirse varias veces a la religión evangélica, ya que supuestamente no podía con el remordimiento.

“Nos dijeron que mandaba a llamar al pastor y le decía que quería reconciliarse con Dios, pedir perdón por todos sus pecados para después suicidarse, eso era una locura, porque Dios no lo iba a recibir en su reino de esa forma”, comentó la señora.

HOY/Yaosca Reyes

 

...

Notas Relacionadas