Pareja de nicaragüenses descontará seis meses de prisión preventiva por muerte de hijo

El menor pesaba apenas 25 libras; autoridades continúan investigando caso

En esta humilde vivienda falleció el menor de 16 años con discapacidad. Sus padres son investigados por homicidio por omisión. HOY/Cortesía La Teja

Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), dijo que el adolescente de 16 años que sufría de parálisis cerebral y que murió en La Guácima de Alajuela, por aparente negligencia de sus padres, pesaba poco para la edad que tenía.

“Tenía el cuerpo muy ulcerado, a pesar de tener 16 años, solo pesaba 11.8 kilos (25.96 libras), se encontraba en un estado deplorable de atención y eso provocó que se hiciera un diagnóstico, que en principio nos indica que la manera de muerte es homicidio”, explicó Espinoza.

Agregó que el jovencito sufría distintos padecimientos que imposibilitaban que él se moviera por sus propios medios.

Este caso ocurrió en la urbanización Langosta en Las Vueltas de La Guácima, Alajuela, Costa Rica.

El menor vivía con sus papás, quienes son nicaragüenses, y tres hermanos.

“Esta es una muerte por falta de cuidado o por violar un deber que tienen las personas de no actuar debidamente en la protección de la vida de sus hijos”, aseguró Espinoza.

Llamaron tarde

La muerte del menor ocurrió el sábado pasado, el cruzrojista Fabián Ávila dijo que la llamada de emergencia la recibieron a las 5:00 de la tarde.

Sin embargo cuando llegaron el muchacho ya tenía varias horas de fallecido, cuando le preguntaron a la mamá desde qué hora lo vieron mal, ella le dijo que desde la 1:00 de la tarde, pero que no había llamado antes porque estaba esperando que llegara el esposo, pues no sabía qué hacer.

Cuando el OIJ llegó detuvo a los papás del menor, un ama de casa de apellido González y un peón de construcción de apellido Centeno, de 35 años, ambos sin antecedentes.

El Juzgado Penal de Alajuela le dictó seis meses de prisión de preventiva a la pareja mientras continúa la investigación por el delito de homicidio por omisión.

Recogieron fondos

Los vecinos afirman que se unieron para recoger fondos y hacerle el funeral al adolescente.

Los otros hijos de la pareja están bajo vigilancia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) de Costa Rica, pero momentáneamente fueron dados a un pariente para el cuido.

Los vecinos dijeron desconocer de la existencia del joven de 16 años, por lo que las autoridades presumen que lo mantenían escondido.

...

Notas Relacionadas