Un reo también llora…

Acusan a joven de conducir carro negro y de participar en asalto que dos sujeto armados cometieron en dos barrios de Managua, según la Fiscalía

Al concluir la audiencia, el acusado Mario Vargas lloró y se besó con su cónyuge. La audiencia inicial será el 7 de junio de 2019. HOY/Alejandro Flores

HOY

Mario Alberto Vargas Gutiérrez y/o Vargas Ruiz, de 27 años, a quien la Fiscalía acusa de conducir un carro negro en el que también viajaban otros dos sujetos armados, a quienes señalan de cometer dos robos, tras concluir la audiencia en su contra se abrazó, lloró y hasta se besó con su cónyuge en una sala de los Juzgados de Managua.

Aunque el abogado Mario Borgen, defensa de Vargas, le aseguró al juez Décimo Distrito Penal de Audiencia, Celso Urbina, que el muchacho no tiene nada que ver en los dos asaltos, la Fiscalía asegura que el procesado sí conducía el carro en que se movilizaban los otros sujetos Michael Espinoza Gutiérrez y Ariel Antonio Bellorín. El judicial admitió la acusación y lo dejó preso.

El primer asalto fue cometido la noche del 15 de enero de 2019, cerca de donde fue la Nicalit. Las víctimas son dos jóvenes y una muchacha que fueron intimidados con armas de fuego para robarles sus celulares; a uno de los afectados le pusieron la pistola en el estómago.

El otro asalto ocurrió el mismo día, a las 9:30 de la noche en el barrio San Judas, cuando una muchacha y un joven estaban platicando en una acera de una casa; el acusado Ariel le puso la pistola en la cabeza a la muchacha. Ambas víctimas fueron despojadas de sus celulares.

...

Notas Relacionadas