Cuidemos el corazón de nuestras madres

Las mujeres sedentarias están más predispuestas a enfermedades cardiovasculares, aumento de peso, depresión y mala calidad de vida.

Si algo hay que obsequiar a la madres en su día es atención en salud. HOY/Istockphotos.com

Es común que en mayo sectores económicos promueven fuerte consumismo de electrodomésticos, ropas, perfumes y otros productos suntuosos. Casi siempre suelen olvidarse las necesidades de salud de las madres, que se supone son homenajeadas.

Y si algo hay que obsequiar es atención en salud, cuidados finos y atentos, entornos cariñosos y amables que hagan llevadera la existencia, en especial cuando hablamos de adultos mayores y personas enfermas crónicas.

En el mundo moderno las mujeres afrontan una tendencia creciente a enfermarse y morirse del corazón. ¿Cuál es la explicación de esta amenaza? La medicina interna ha identificado que hay factores de riesgo específicos que hacen peligrar más a nuestras mujeres y las acercan a la enfermedad y muerte cardiovascular.

La enfermedad cardiaca aparece diez años antes en las mujeres que en los hombres y cuando esa fémina tiene 60 años ya encontramos evidencias de daño cardíaco. (Cardiopatía isquémica o coronaria). La peligrosidad del problema es especial en el periodo de 45-64 años cuando el riesgo de ataque cardíaco (infarto agudo de miocardio) es doble en esta población, con respecto a los hombres.

Otra faceta es la Hipertensión arterial (HTA): hay más mujeres hipertensas que varones antes de 45 años, en el periodo de edad siguiente de 45-64 años se iguala la incidencia por sexos, pero después de los 65 años las mujeres vuelven a tomar la delantera de una enfermedad que constituye la principal causa y factor de riesgo para IAM y derrames cerebrales. Nunca olvidarse que las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen tres veces más frecuencia de HTA.

Las dulces mujeres tienden a ser “dos veces dulces” por el hecho de que existen más mujeres diabéticas o azucaradas que hombres. Hablamos de un padecimiento crónico que disminuye la esperanza de vida como mínimo cinco años y mata por la vía del IAM y derrames cerebrales. La elevación de las grasas de la sangre o dislipidemias son más frecuentes en las damas, incluyendo la elevación del colesterol malo o LDL y esta problemática es mucho mayor en la menopausia.

Dos factores del estilo de vida pueden llegar a afectar notablemente la calidad de vida de nuestras mujeres.

La primera es el tabaquismo que se sabe produce reducción de 14.5 años de lo que pudiera llegar a vivir una mujer y si esta adicción se asocia con ingesta de anticonceptivos orales constituye auténtica bomba de tiempo para generar IAM y derrames cerebrales. No olvidemos la asociación comprobada entre tabaco y cáncer, en especial a nivel de pulmón y otros órganos.

Las mujeres sedentarias están más predispuestas a enfermedades cardiovasculares, aumento de peso, depresión y mala calidad de vida.

El mes de mayo y siempre es el mejor momento de cuidar a nuestras madres. Obséquiele un chequeo de salud especializado con su médico internista de confianza. ¡Larga vida y prosperidad!

Doctor Vicente Maltez Montiel, especialista en medicina interna de la clínica de especialistas Doctor Maltez. Rotonda El Periodista 3 cuadras al lago y 30 varas arriba, N° 15. Teléfonos: 8903-6211/8854-7884/2223-4333.

...

Notas Relacionadas