¿Ya sabe cuánto más aguantará su negocio?

En esta crisis económica que afecta al país muchos negocios están a punto de caer. La educadora financiera Gisella Canales ayuda a detectar esos indicios ya sean positivos o negativos en torno a la durabilidad de sus proyectos.

HOY

Llevamos un año en el que prácticamente nos hemos centrado en sortear las dificultades que se han ido presentando, pero ¿hasta cuándo podemos seguir así? Ha llegado el momento de plantar cara a la situación y examinar nuestros negocios para que podamos tomar mejores decisiones hoy, de modo que estemos mejor preparados para cualquier escenario adverso que se nos pudiera presentar.

Si queremos realizar una “prueba de estrés” al negocio, debemos saber cómo estamos a la fecha y para ello es básico analizar tres indicadores. Empecemos:

1. ¿Cómo estamos administrando? ¿Qué gastos ha recortado y cuáles nuevos gastos han surgido? ¿Qué ha hecho para sostener o levantar las ventas? ¿Qué margen de utilidad estamos teniendo?

2. Analizar el manejo del crédito. Si tenía compromisos financieros desde antes de la crisis, ¿cómo los ha manejado?, ¿está al día?, ¿renegoció créditos?, ¿cuánto pesa el pago de las cuotas dentro de tus ingresos actuales? Saber qué proporción de los egresos es por pago de deudas, ayuda a tener un mejor panorama.

3. ¿Cuánto tengo para emergencias? El famoso fondo de emergencias personal y empresarial nos permite tener cierta tranquilidad ante situaciones inesperadas. ¿Cómo anda el suyo? Deberíamos tener el equivalente a 3-6 meses de gastos fijos de operación.

¿Cuánto tiene usted?

HOY/Foto: Internet

Una vez que haya “mapeado” bien la situación actual de las finanzas del negocio, es hora de identificar cuáles son los riesgos más latentes que enfrenta, es decir realizar la prueba de estrés.

¿Qué escenarios debemos contemplar? El primero es el que se mantengan los ingresos actuales, digamos por seis meses más. Si eso pasara, ¿cómo se acomodaría el negocio?, ¿podría mantener el mismo nivel de egresos? Analizar esto le permitirá fijarse la meta de cuánto deberían aumentar las ventas actuales para mantener equilibrio durante esos seis meses, y así plantearte nuevas estrategias de mercadeo y de ventas.

El segundo escenario es una reducción de ingresos. ¿Cuánto? Eso puede determinarlo según la tendencia que observó con la actual crisis. Si los ingresos se reducen más, ¿hasta dónde puede maniobrar? Se debe crear el escenario, poner números y analizar desde ya qué decisiones tendría que tomar y, sobre todo: cuáles podés emplear desde ya.

Un tercer escenario —que nadie quiere pensar pero siempre es posible— es si repentinamente los ingresos se reducen a cero (por las razones que sean, externas o internas).

Si bien hay muchos pagos que se pueden suprimir o suspender de inmediato (como salarios o algunos servicios), hay otros que no, tales como compromisos financieros, local, etc. ¿Cuánto podría soportar así con los ahorros o fondos de emergencia que tenga?

Es hora de ponerse a analizar cuáles son los riesgos más latentes que tienen las finanzas del negocio y cómo prepararse. Recuerde que el primer paso para resolver un problema es identificar cuál es su causa.

Otras recomendaciones y abordajes temáticos de la educadora financiera  Gisella Canales (No deje de verles), visite su página:  Dele Peso a sus pesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas