Banda mexicana Café Tacvba, 30 años contra los estereotipos del rock

El estilo musical de los intérpretes de "María", que oscila entre el rock alternativo, el jazz y el bolero, ha sido polémico desde sus inicios porque "no encaja" en los estándares del rock

Café Tacvba, aniversario, rock, banda, méxico

HOY / AFP

HOY / México

Café Tacvba alcanzó la fama desafiando la estética del rock con su fusión de ritmos y elementos folclóricos. Pero ahora, la banda -posiblemente la más celebrada del rock mexicano- enfrenta el reto de derrumbar otros clichés al envejecer y celebrar sus 30 años.

Para el vocalista Rubén Albarrán, el cuarteto -considerado por la revista Rolling Stone el equivalente mexicano de los Beatles- llega hoy lunes a su 30 aniversario con una “gran madurez artística y musical”, y muy unido pese a “los momentos difíciles”.

Preguntado por la AFP si está permitido envejecer en el rock and roll, Albarrán se ríe, y después se pone filosófico.

“Supongo que en el mejor de los casos, será lo mismo para un rockero que para un cumbiambero, un escultor o un abogado. (La edad) es una flor muy bella que va abriendo el entendimiento, la paz y la armonía con uno mismo”, dijo Albarrán.

“Llegamos con la alegría de seguir haciendo lo que a uno le gusta, de no haberse doblegado, de haber creído en uno mismo (…) Y como dicen: ‘viejos los cerros y reverdecen’, así mismo”, agregó el cantante de 52 años.

Café Tacvba -nombrado así por una legendaria cafetería en el centro histórico de Ciudad de México- dio su primer concierto el 27 de mayo de 1989, en El Hijo del Cuervo, un bar al sur de la capital mexicana.

Modas y estilos musicales han ido y venido en las tres décadas que siguieron, pero la música del cuarteto -también integrado por los hermanos guitarristas Joselo y Quique Rangel, y el pianista Emmanuel del Real- parece no caducar.

Es así como la agrupación originaria del central estado de México ha construido una sólida carrera reconocida internacionalmente, con un Grammy y siete Latin Grammy en su haber, y ocho producciones en estudio, entre ellas “Re” (1994), “Avalancha de éxitos” (1996) y “Jei Beibi” (2017).

En 2012, Rolling Stone designó a “Re” como el “mejor álbum del rock latino” por su mezcla de música tradicional con sonidos internacionales.

Para festejar sus 30 años, el grupo estrenará su segundo MTV Unplugged, que grabó en marzo para la famosa cadena de videos. Será el motor de una celebración que incluye una gira por festivales musicales, concluyendo en diciembre con un concierto en Ciudad de México.

Renovación

En un género musical donde las estrellas suelen apagarse jóvenes, Café Tacvba ha logrado seguir adelante creando música nueva y alcanzando a nuevas generaciones.

En opinión del periodista musical Enrique Blanc, autor del libro “Café Tacvba: Bailando por nuestra cuenta”, algo que los ha mantenido en el gusto del público es “el deseo continuo de seguir evolucionando”.

Es “un trabajo creativo en equipo, que sigue fructificando y nos ofrece cosas nuevas y refrescantes en cada disco”, dijo el escritor a la AFP.

Fue su autenticidad y la unión de cuatro mentes creativas y curiosas lo que sedujo al laureado productor argentino Gustavo Santaolalla, quien los ha acompañado en todos sus álbumes y es considerado “el quinto Tacvbo”.

“La fineza del espíritu es algo hermoso que tienen y que, más allá de los vaivenes de lo personal y de lo material, preservan”, escribió Santaolalla para el libro de Blanc.

El estilo musical de los intérpretes de “María”, que oscila entre el rock alternativo, el jazz y el bolero, ha sido polémico desde sus inicios porque “no encaja” en los estándares del rock.

“La primera vez que los vi en TV vestían muy autóctono, con huaraches, trajes de manta y tenían una fusión de rock y folclor que los hacía sentir muy cercanos con el público”, contó Andrés Sánchez, programador de rock latinoamericano en la promotora Ocesa.

Desde sus inicios, el conjunto ha mantenido viva su vena social y política.

“Dentro de la banda hay diferentes visiones sobre el servicio que presta la música; personalmente, es un medio para comunicar mis visiones, esperanzas, preocupaciones y miedos con la intención de crear puentes y transformar”, explicó Albarrán.

HOY / AFP

Además de su activismo pro-ambiental, el también diseñador es un aguerrido defensor de las causas por las comunidades indígenas y los derechos humanos.

Recientemente, el cantante y su compañero Del Real visitaron un albergue de migrantes en Ciudad de México, donde cantaron y tocaron la guitarra en apoyo a los centroamericanos en su sueño de llegar a Estados Unidos.

En 30 años, no han faltado los episodios difíciles y las alusiones “a una separación”, sobre todo en los períodos en los que cada uno se ocupa de sus proyectos.

Este mes les tocó un nuevo momento amargo, cuando sus instrumentos fueron robados camino a un concierto en el balneario mexicano de Cancún.

“Aún cuando nos sentimos tristes, pues es el patrimonio de estos 30 años, y seguimos sin respuesta por parte de las autoridades, sabemos que nos sobrepondremos a ello, porque estamos juntos, con ganas”, contó Albarrán.

“Al igual que todas las bandas, Café Tacvba ha tenido sus altibajos”, dijo Sánchez. “Su antiguo manager (Juan de Dios Balbi) me decía ‘ahora sí va la última, nos separaremos’, pero afortunadamente no pasó”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas