Urge la energía eléctrica en galerón de las carnes

Los marchantes tienen que comprar hielo para congelar la carne

Los marchantes compran menos producto como una forma de evitar perder. Además, las ventas son bajas. HOY/ Oscar Navarrete

HOY

A pesar que los comerciantes del galerón de las carnes y mondongos, ubicado en la zona dos del mercado Oriental, le han pedido en varias ocasiones a la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) que les ayude a gestionar ante la empresa Disnorte-Dissur el servicio de energía en el lugar, han hecho caso omiso.

La urgencia de los marchantes es porque todos los días deben invertir más de 100 córdobas en hielo para poder mantener la carne en el frízer, sin que corra el riesgo de dañarse, pues las ventas tampoco se encuentran en su mejor etapa.

Más de un año

La mayoría de compradores visita este galerón más en la mañana, por seguridad.
Oscar Navarrete

La comerciante Audulia Zapata, conocida popularmente como Uva en el centro de compras, explica que el sector quedó sin energía desde que ocurrió el incendio en diciembre del 2017, el cual también afectó la zona de las artesanías.

“Nunca más nos volvieron a gestionar el servicio y nosotros lo necesitamos con urgencia, queremos que las autoridades entiendan que es de vital importancia, porque todos los días venimos a trabajar con el temor de que nuestro producto se malee, además no podemos estar comprando hielo, si el negocio con mucha dificultad apenas da para la comidita”, señala la marchante.

Los vendedores de la zona dos también reportan que durante todo el tiempo que llevan sin luz, se han visto obligados a cerrar sus puestos más temprano.

“No podemos estar aquí hasta tarde, como antes, porque nos exponemos a que nos roben. Necesitamos que nos escuchen, no estamos trabajando cómodos. Queremos una respuesta, este galerón ha sido olvidado por las autoridades desde ese incendio, nos dejaron solos y ya no aguantamos”, subraya Margarita Olivas, comerciante.

Calores atormentan
La mayoría de comerciantes que trabajan en el galerón de las carnes son adultos.

Algunos señalan que después del mediodía se sienten fatigados por los fuertes calores. Antes de quedarse sin energía los comerciantes hacían uso de abanicos.

...

Notas Relacionadas