Excarcelada denuncia amenazas de muerte contra Irlanda Jerez

Autoconvocada Kenia María Gutiérrez llega a casa en la madrugada y es recibida con alegría.Valiente, asegura que seguirá luchando

La presa política excarcelada Kenia María Gutiérrez Gómez dijo estar inconforme por no tener su libertad definitiva. HOY/Saúl Martínez

Después de nueve meses de estar presa en la cárcel La Esperanza, solo por el hecho de manifestarse contra la dictadura Ortega-Murillo, la chinandegana Kenia María Gutiérrez Gómez, conocida por su valentía e irreverencia ante las autoridades viciadas del Estado, regresó a casa.

Fue recibida por familiares y su comunidad como una heroína, pero no se miraba complacida por su “libertad”. Todo el tiempo pensó en las compañeras de celda que aún quedaron encerradas, a expensas de la barbarie del gobierno.

Contó que las custodias de la prisión en ningún momento le informaron de su excarcelación. “Si hubiera sabido que me iban a sacar, no me hubiera salido. Me preocupan las mujeres que están allá”, dijo apesarada.

La chinandegana Kenia María Gutiérrez Gómez, fue secuestrada en su ciudad natal y llevada a Managua a ser juzgada en un proceso viciado. HOY/Cortesía
La chinandegana Kenia María Gutiérrez Gómez, fue secuestrada en su ciudad natal y llevada a Managua a ser juzgada en un proceso viciado. HOY/Cortesía

Para Gutiérrez Gómez, todas las compañeras de lucha que quedaron en La Esperanza están en peligro de muerte, pero le aflige más el caso de Irlanda Jerez, puesto que es la reclusa más odiada por las presas comunes y las funcionarias del lugar.

“Están empeñados en hacerle daño… Irlanda es una mujer muy fuerte, le ayuda su voz… ella nunca se ha sometido, ayer (lunes), cuando salí a la cita conyugal Jamileth Gutiérrez me pasó dos cartas, una para Irlanda, una para mí, donde me dice que las presas comunes aseguran que Irlanda no va a salir viva de ahí, que la van a matar… temo por todas, por eso hay que seguir luchando, yo no me voy a quedar en la casa”, aseguró la excarcelada.

Admirable rebeldía

Kenia María Gutiérrez Gómez afirmó que su lucha y protesta contra la dictadura no ha terminado y estará siempre denunciándola. De ella el pueblo nicaragüense no puede esperar menos, desde que resolvió apoyar y liderar las marchas de autoconvocados demostró su temple, no le temió nunca a la Policía Orteguista (PO), pese a las torturas físicas y psicológicas a las que fue sometida. Tampoco se atribuló ante los jueces marioneta.

A inicios de febrero de este año, mientras era procesada por financiamiento al terrorismo debido a haber participado en los tranques de Chichigalpa, en Chinandega, le escribió una notita al juez orteguista Edgar Altamirano, titular del Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, en una acta de audiencia, donde le dijo: “Señor juez, lea el Salmo 58. De que se van, se van” y la firmó como Kenia G.

La presa política Kenia María Gutiérrez Gómez y sus pequeños, que sufrieron valientemente su ausencia. HOY/Saúl Martínez
La presa política Kenia María Gutiérrez Gómez y sus pequeños, que sufrieron valientemente su ausencia. HOY/Saúl Martínez

Su irreverencia le costó una sanción que consistió en no recibir visitas familiares por un largo tiempo. Pero no se arrepintió de haberlo hecho. En prisión, la chinandegana de hierro nunca varió su postura antigobierno, aunque las amenazas y las agresiones eran el pan de cada día.

Se negó a ir

El 15 de marzo del 2018 Kenia María Gutiérrez Gómez resultó parte de la lista de beneficiados con casa por cárcel por el gobierno. Ese día ella se rehusó a toda costa a salir de prisión, porque consideró que era una burla para todo el pueblo de Nicaragua.

Sus familiares informaron a los medios de comunicación que su pariente exigía la libertad absoluta, no casa por cárcel o régimen de convivencia familiar. También quería que se liberara a todos los reos políticos. La resistencia de Gutiérrez Gómez ha sido admirable durante todos estos meses. Su madre, Leonila Gómez, aseveró estar feliz que por fin podrá estar tranquila a sabiendas que su hija ya está en casa. “Pensé que no la iba a volver a ver nunca”, dijo llorando.

Excarcelados y presos

100

presos políticos fueron beneficiados con casa por cárcel, luego de que la Alianza Cívica anunciara este lunes 20 de mayo su retiro de la mesa de negociación con los representantes de Ortega hasta que este liberara a todos los reos, sin excepciones.

152

días presos llevan los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, quienes a través de 100% Noticias comunicaron al mundo todos los atropellos que Ortega y Murillo hacían padecer al pueblo de Nicaragua. A la fecha, la represión ha recrudecido y se sigue violentando el derecho a informar y protestar.

 

...

Notas Relacionadas