Novia de nica asesinado en España fue pareja de agresor

Familia de víctima reside en Ocotal y buscan dinero para repatriar los restos mientras, homicida está bajo custodia y enfrentará la justicia

Erika Gutiérrez es vecina de la familia de Pablo José Acuña Alvir, asesinado en un bar de España el 10 de mayo pasado. HOY/W. Aragón

Pablo José Acuña Alvir se convirtió en el nicaragüense número 23 de la zona norte de los departamentos de Estelí, Madriz y Nueva Segovia en encontrar la muerte en los últimos tres años en España.

Acuña Alvir, de 36 años, murió apuñalado en un bar el 10 de mayo pasado en Elgoibar, un municipio de la provincia de Guipúzcoa, del País Vasco. Aunque la familia en Nicaragua desconoce en detalle las causas del crimen, las investigaciones de la Policía de esa región española se dirigen a concluir que el agresor, también nicaragüense, estuvo involucrado sentimentalmente con la pareja de Acuña Alvir, que ese día lo acompañaba y que también es nicaragüense.

“Mi hijo dejó aquí a tres hijos. No sabemos qué fue lo que pasó, pero sí decirles que él era muy conocido aquí en Ocotal”, asegura su padre Juan Pablo Acuña, a quien en esa ciudad llaman cariñosamente Cirilo.

Agresor a juicio

Don Juan Pablo dice que la mayor preocupación de la familia en estos momentos es la traída de los restos de su hijo y declinó hablar sobre el responsable de su muerte, de las motivaciones y de las circunstancias en las que ocurrió.

El cuerpo de Pablo José Acuña Alvir el día que las autoridades policiales investigaban su muerte. HOY/Tomado de WWW. barren.eus
El cuerpo de Pablo José Acuña Alvir el día que las autoridades policiales investigaban su muerte. HOY/Tomado de WWW. barren.eus

Acuña Alvir era originario del barrio Teodoro López, de la ciudad de Ocotal, en Nueva Segovia, lugar desde donde había partido hace unos tres años hacia España en busca de mejores oportunidades. Según su padre, antes de irse se desempeñó como cadete de taxis, pero al no funcionar, decidió hacer el viaje.

Las versiones periodísticas señalan que el agresor se encuentra bajo custodia policial y que la mujer —presunto motivo de la discordia— reconoció conocer al agresor y que los celos aparentemente causaron la desgracia. Ella sufrió una leve herida cuando intervino en el pleito entre los hombres.

La lucha para traer el cuerpo

Unos 8 mil euros urgen recolectar los familiares de Pablo José para repatriar su cadáver a su natal Ocotal. Por ello, la familia del ocotaleano ha emprendido una campaña para cubrir los costos de traslado desde la región de Bajo Deba, municipio de Elgoibar, en el País Vasco de España.

El dinero lo necesitan para pagar los servicios de la morgue, el ataúd especial (hermético) y el traslado en avión desde ese país europeo hasta Nicaragua. “La familia está muy agradecida con las muestras de solidaridad que la gente les está dando. Aquí los vecinos nos hemos unido para ayudar en esta causa.

Pablo José, el nicaragüense asesinado en España el 10 de mayo pasado. HOY/W. Aragón
Pablo José, el nicaragüense asesinado en España el 10 de mayo pasado. HOY/W. Aragón

La familia de corazón lo agradece, porque saben que hoy son ellos los que están viviendo esta tragedia y mañana, y que Dios no lo quiera, podríamos ser cualquiera de nosotros”, dijo Erika Gutiérrez, vecina de la familia doliente.

“Hemos abierto dos cuentas de apoyo, una en Banpro No. 10021311073839, a nombre de Wilmer Fabricio Alvir, y otra en Sabadell en España, No. ES3300815455820002533159, a nombre de Oralia Patricia Acuña”, manifestó un familiar de la víctima.

En España

14,516

nicaragüenses se encontraban registrados en la Encuesta de Población Activa (EPA) de España, como extranjeros radicados en ese país. Unos 10 mil más podrían vivir sin registro.

3,056 nicaragüenses viven en Zaragoza, la ciudad con más nicas viviendo en España. Le sigue Madrid con 2,607. Barcelona es la tercera ciudad más habitada por nicaragüenses: hay 1,153 según sus autoridades.

...

Notas Relacionadas