¡Bondadosas abejas ayudan a la salud y a la vida!

El noble trabajo de las abejas es polinizar, es decir tomar el polen de una flor y cuando visitan otra flor depositan polen produciéndose el proceso de la polinización que ayuda a un proceso fundamental de supervivencia de los ecosistemas

HOY/Istockphotos.com

Cuando escuchamos noticias de que alguien ha recibido el ataque de abejas africanizadas, también llamadas “abejas asesinas”, pensamos que se trata de insectos que debiéramos eliminar. Como muchas cosas en la vida, el asunto tiene una o más facetas desconocidas.

En todas las culturas existe respeto, consideración y admiración por estos “insectos ígneos” o de fuego y son auténtico símbolo cultural de organización y laboriosidad. No es casual que Proverbios Bíblico (6.8) oriente: “Ve a ver la abeja y aprende cuan laboriosa es”.

El noble trabajo de las abejas es polinizar, es decir tomar el polen de una flor y cuando visitan otra flor depositan polen produciéndose el proceso de la polinización que ayuda a un proceso fundamental de supervivencia de los ecosistemas y es esencial para la producción y reproducción de muchos cultivos y plantas silvestres. Ellas polinizan más de 17,000 especies.

El valioso producto del trabajo de las abejas es la miel y otros productos de la colmena. La miel es alimento, medicina, tienen valor comercial exportable y es símbolo de amor, no es casual que se hable de “luna de miel “y que las tribus Masai del África utilicen la miel para pagar el valor de la esposa. Hasta aquí sobre las abejas del tipo Apis Mellifera Mellifera y similares.

En 1956 cuarenta y siete abejas reinas del tipo Apis Mellifera Scutellata fueron llevadas de Tanzania a Brasil para mezclarlas con las abejas locales y aumentar reproducción de miel. Escaparon subiendo por el continente americano a razón de 300 kilómetros por año, hoy son huéspedes indeseables del continente.

Estas abejas llamadas “asesinas” porque le han quitado la vida a más de 1,000 personas desde que aparecieron son muy agresivas, atacan de forma masiva, son muy veloces y “persiguen a su presa” hasta una distancia de 400 metros de la colmena.

Estas abejas africanizadas o “americanizadas “son himenópteros porque su veneno contiene sustancias nocivas como fosfolípidos, hialorunidasa, melitina, fosfatasa ácida, histina, histamina y otras. El veneno es capaz de producir reacciones tóxicas y alérgicas tan graves como el shock anafiláctico potencialmente mortal.

La gravedad del ataque tiene que ver con la sensibilidad individual (basta un solo piquete para causar la muerte de alguien hipersensible) y el número de picaduras. Hay sobrevivientes de hasta 500 piquetes de estos irascibles insectos. Conviene educar a niños y adolescentes que no se puede ni se debe andar provocando ningún tipo de enjambre y menos las africanizadas.

El lesionado puede presentar una reacción local en forma de pápula o “roncha” de un centímetro de diámetro con una zona de enrojecimiento alrededor del aguijonazo. Nunca “restriegue” o frote el sitio de la picadura, extraiga a través de un raspado suave con una tarjeta de cartón o plástico el aguijón. No pierda de vista que en el sitio de picadura puede aparecer infección, muchas veces grave.

Las reacciones generalizadas son alarmantes y siempre deben tratarse en el hospital porque constituyen una emergencia médica. Entre ellas encontramos urticaria generalizada con o sin edema angioneurótico (cara hinchada), dificultad respiratoria, shock anafiláctico y peligro para la vida. ¡Larga vida prosperidad!

Doctor Vicente Maltez Montiel, especialista en medicina interna de la clínica de especialistas Doctor Maltez. Rotonda El Periodista 3 cuadras al lago y 30 varas arriba, N° 15. Teléfonos: 8903-6211/8854-7884/2223-4333.

...

Notas Relacionadas