¿Qué me conviene: comprar en el mercado o en el supermercado?

La educadora financiera Gisella Canales brinda recomendaciones de qué cosas comprar y no en los mercados y supermercados, lea la columna completa y ventile sus dudas al respecto ¡se sorprenderá!

HOY

Recientemente esta pregunta generó un debate en las redes sociales de Dele Peso a sus Pesos,
pues en otro momento –sin crisis económica– lo usual era responder sin pensarlo: mercado.

Pero a raíz de los cambios que ha traído consigo la caída de la demanda de productos y servicios
nuestros lectores coincidían que la diferencia de precios entre mercados y supermercados se
había reducido.

El equipo de Dele Peso a sus Pesos hizo un recorrido de monitoreo de precios para verificarlo y, en efecto: había muchas similitudes en algunos productos básicos como arroz y azúcar, mientras que en otros la diferencia no era tan abismal como antes (pese a que muchos de ellos acababan de ser incluidos en la lista de productos que pagan Impuesto al Valor Agregado, IVA).

¿Por qué esa brecha de precios se ha reducido? Porque la baja en la demanda ha provocado más
desempleo y reducción de los ingresos de gran cantidad de personas, o que a su vez baja aún más
la demanda.

Entonces, la competencia entre los distintos oferentes de productos y servicios –formales e
informales– estaría incidiendo en los precios que éstos ofrecen, por ello vemos menos diferencia
entre los distintos sitios de compra: todos van tras el reducido número de compradores que hay.

¿Esto significa que debemos comprar en los supermercados? No necesariamente. Cada
consumidor debe valorar pros y contra de cada opción y valorar según lo que mejor se adapte a
sus necesidades.

Esos pros y contra son:
Ventajas de los mercados

 Productos perecederos más frescos.
 Menores precios.
 Contribuimos a la economía de personas con menores ingresos.
 Mayor variedad de productos.

Desventajas de los mercados

 Horario reducido.
 Variación de precios según la apariencia del comprador.
 Inseguridad.
 Demanda más tiempo para hacer las compras.

Ventajas de los supermercados

 Aceptan devoluciones
 Mayor seguridad
 Se aceptan otras modalidades de pago (por ejemplo puntos, tarjetas de regalo, etc)
 Generan empleos formales.

 Se puede comprar en cantidades más reducidas (por ejemplo, un tomate en lugar de un
balde)

Desventajas de los supermercados

 Precios más altos.
 Predominan productos envasados, congelados y con más preservantes.
 Variedad de productos es más limitada que en mercados.
 Por su forma de presentar los productos nos inducen a gastar de más (estrategias de
mercadeo)

Como puede ver, la decisión de comprar en el mercado o en el supermercado no es un asunto
solamente de precios, sino de disponibilidad de tiempo, horarios, necesidades de productos
específicos, volúmenes de compra, entre otros. Usted debe valorar qué se adapta mejor a su
realidad.

Lo importante es que sea cual fuere la decisión no sea por inercia, sino que como resultado de tu
planificación. Esto nos convertirá cada día en consumidores más inteligentes.

Otras recomendaciones y abordajes temáticos de la educadora financiera  Gisella Canales (No deje de verles), visite su página:  Dele Peso a sus pesos

...

Notas Relacionadas