Muere al caer en una zanja de cuatro metros

Y otro está herido de gravedad en un hospital capitalino

Ambos hombres cayeron con todo y bicicleta. Luis Martínez murió de inmediato. HOY/ Yaosca Reyes

Mateare

Luis Alexander Martínez Marenco, de 29 años, murió y un amigo de él está gravemente herido, luego que ambos cayeran en una zanja de unos cuatro metros de profundidad, en un área de construcción de la Carretera Panamericana en Mateare.

Isabel Marenco González, madre de Martínez, relató que su hijo salió en la noche junto a su amigo conocido como el Gordo, y que solo se supo de ellos cuando llegaron a su casa a avisar de la tragedia.

“No sé exactamente qué andaban comprando, pero salió como a las 9:00 de la noche. Andaban en una bicicleta y él la iba conduciendo. No sé si no miraron la señalización que tiene el lugar, pero se cayeron al abismo. Ahí están componiendo la carretera. Lamentablemente fue mi hijo el que más perdió porque murió. Él falleció instantáneamente. Los bomberos vinieron a sacarlo, pero por él ya no pudieron hacer nada. A su amigo se lo llevaron de emergencia a Managua y me dijeron que está muy mal”, cuenta Marenco.

La familia se mostró muy dolida por la tragedia. HOY/ Yaosca Reyes

Cuando la familia fue al lugar del accidente ya había pasado como una hora, era casi medianoche. En medio de su dolor decidieron que no entregarían el cuerpo de Luis a Medicina Legal y que se lo llevarían a la casa para velarlo.

El muchacho fue enterrado ayer jueves a las 4:00 de la tarde en el cementerio de Mateare.
Mientras tanto se desconoce la condición real de salud de su acompañante y amigo, que tiene alrededor de 38 años de edad.

En el sitio donde ocurrió el accidente solo dos personas presenciaron la caída. Una de ellas es un señor que cuida un local donde se vende comida quien comentó —sin querer brindar su nombre— que ambos afectados pasaron por el sitio muy a pesar de las instrucciones de otro guarda de seguridad, quien les dijo que no transitaran por el lugar porque era peligroso. No había pasado ni dos minutos después de la advertencia, cuando los hombres cayeron.

...

Notas Relacionadas