Estudiante fue despedido con chicheros, banda rítmica y un santo

El joven de 20 años falleció a causa de un accidente de tránsito

La banda rítmica del Instituto Juan José Rodríguez acompañó el cortejo fúnebre. HOY/Mynor García

Con chicheros y el toque solemne del tambor de los priostes de Santiago Apóstol y del redoble de la banda rítmica del Instituto Juan José Rodríguez; así de emotivo fue el entierro del joven Osvaldo Santiago López, alias el Vato y también Ozuna.

El recorrido fúnebre, donde hubo buena asistencia de gente, partió de su casa en el barrio José Antonio Sánchez Salazar.

López, de 20 años, fue enterrado en el cementerio de Jinotepe.

Muchos jinotepinos asistieron al sepelio de Osvaldo. HOY/Mynor García

Como fiel devoto de Santiago, demandante (realizaba la Demanda al santo) y promesante, su féretro fue pasado por la iglesia de igual nombre. La pequeña imagen de Santiago peregrino montado en su corcel, salió de su templo a darle la despedida.

El joven jinotepino estudiaba su quinto año de secundaria en el Instituto Juan José Rodríguez, era practicante de judo y le gustaba jugar futbol. Muchos de sus compañeros de deporte lo recuerdan como alguien alegre y ocurrente.

Jóvenes autoconvocados aseguraron que el occiso participó de las protestas cívicas el año pasado.

Antes que lo sepultaran, su abuela Catalina Vega entre sollozos lamentó su deceso y exclamó el Padre Nuestro.

El sábado 4 de mayo, López mientras se disponía a cruzar la Carretera Panamericana por el sector de la finca La Moca, fue atropellado por un motociclista. Estuvo internado por varios días en el Hospital Antonio Lenín Fonseca de Managua y un infarto fue la causa de su deceso.

A través de las redes sociales, habían anunciado su muerte en dos ocasiones, una de ellas el año pasado en el contexto de las protestas cívicas.

Santiago Peregrino y los tambores de los priostes también despidieron al joven devoto. HOY/Mynor García

...

Notas Relacionadas