Entre 66 mil y 98 mil personas podrían perder su empleo este año, según Funides

Producto de las reformas fiscales y al Seguro Social

desempleo, funides, Nicaragua, crisis, INSS, reformas fiscales

El informe revela que las personas y las empresas se han adaptado a una “nueva realidad”, que implica reducir costos hasta donde se pueda. HOY / AFP

HOY

Entre 66 mil y 98 mil personas pasarán a la lista de desempleados este año, debido a la recesión que vive Nicaragua, más el impacto de la reforma del Seguro Social y Tributaria, advirtió la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), en su reporte “Nicaragua en crisis”.

Según Funides, el año pasado los empresarios se preocupaban por la disminución de las ventas y las dificultades de financiamiento, este año se adicionan otros problemas “como el incremento de los costos de operación, la reducción de contratos con el exterior, la necesidad de realizar despidos, el potencial cierre de empresas, el incremento en los impuestos y la pérdida de poder adquisitivo”.

“La tasa de desempleo abierto se estima que aumentará de 5.5 por ciento en 2018 a un rango de 7.5 a 8.5 por ciento en 2019, es decir, entre 2 y 3 puntos porcentuales; esto es equivalente a un rango de 66 mil a 98 mil nuevos desempleados, con lo que el saldo de desempleados terminaría entre 244 y 276 mil personas (tomando en cuenta el desempleo del 2018)”, detalla el informe.

El año pasado, según cálculos de Funides con números oficiales, identifican que 57 mil personas perdieron su empleo.

Funides también advierte que la crisis ha impactado directamente a las mujeres, ya que las actividades más afectadas en el contexto de la crisis han sido aquellas donde las mujeres tienen más presencia, tales como comercio, hoteles y restaurantes.

Mujeres afectadas

Asimismo, las mujeres aseguradas en el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) registraron una reducción de 17.7 por ciento en 2018, equivalente a 71 mil mujeres que salieron de la formalidad.

“En el contexto de la crisis política y socioeconómica, la situación de las mujeres en el mercado laboral se ha visto deteriorada”, explica el organismo.

De hecho el desempleo será el resultado de cierre de operaciones de más empresas, que no podrán seguir operando por la pesada carga fiscal y otros factores.

Desde que se aprobó la reforma al Seguro Social y Tributaria, se previó que la recesión económica se agudizaría, lo que causaría un “segundo tsunami” de desempleo por el cierre de más empresas o la reducción de operaciones para intentar enfrentar la reducción del consumo y aumento de costos.

Para hacer frente al incremento de los costos operativos las empresas forzosamente  aumentarían el precio de bienes y servicios, lo que impactará en los hogares, que reducirán su poder adquisitivo ante el estancamiento de los salarios y un mayor desempleo.

Por otra parte el informe revela que las personas y las empresas se han adaptado a una “nueva realidad”, la cual implica el contraerse, reducir costos hasta donde se pueda, hacerle frente a la recesión y demás problemas.

En esta nueva realidad los productos de consumo interno, continúan siendo los más afectados por la crisis. El año pasado el consumo cayó 4.5 por ciento y se espera que la tendencia siga negativa.

En contraste, los productos de exportación muestran desempeños relativamente mejores a los de los productos de consumo interno. Sin embargo, se estima una contracción general de las exportaciones determinada por un menor volumen exportado, pese a una leve recuperación de los precios internacionales.

...

Notas Relacionadas