Subirán de precio las bebidas importadas

En el caso de los jugos, las gaseosas, que son de consumo diario en todas las casas, la mayoría de los hogares nicaragüenses lo van a comprar a un precio más caro o lo van a dejar de comprar y eso afecta al empresario, al pulpero y al mismo Gobierno, porque sus ingresos en vez de aumentar van a disminuir”, sostuvo Carmen Hilleprand

Bebidas, importadas, gaseosas, jugos, Nicaragua, crisis, contrabando

HOY / Archivo

HOY

Dos caminos tienen las empresas que importan bebidas ante la decisión de la Dirección General de Asuntos Aduaneros (DGA) de aumentar los impuestos: uno es subir los precios al consumidor y el otro, dejar el mercado nicaragüense.

Carmen Hilleprand, presidenta de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), dijo que esta medida ha traído desabastecimiento de algunos productos que no han salido a la venta, esperando que el Gobierno desista de la medida de aumentar los impuestos hasta un 200 por ciento.

Además advirtió que con esta medida habrá más contrabando, lo cual impactará negativamente en la economía nicaragüense, “propiciando la delincuencia, la inseguridad y la falsificación” en el país.

Dentro de las empresas que se han unido para que se anule este cobro arbitrario está Ensa, Lala, Dicegsa, Tampico, Naturas, Coca Cola, la Cervecería de Nicaragua y otras que importan.

“En el caso de los jugos, las gaseosas, que son de consumo diario en todas las casas, la mayoría de los hogares nicaragüenses lo van a comprar a un precio más caro o lo van a dejar de comprar y eso afecta al empresario, al pulpero y al mismo Gobierno, porque sus ingresos en vez de aumentar van a disminuir”, sostuvo Hilleprand.

Freddy Villarreal, representante de la marca Naturas, dijo que al cambiar el método de calcular el Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) e Impuesto al Valor Agregado (IVA), la carga impositiva en los precios pasó de 24 a 72 por ciento, triplicando el impuesto.

“Esto lógicamente tiene una repercusión grave para la marca, implicaría inmediatamente un aumento de precio al consumidor, por ejemplo nuestra marca en lata podría pasar de 13, 14 córdobas a 22 o 25 córdobas”, sostuvo Villarreal.

Sergio Maltez, presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua (Cadin), señaló que las empresas están llegando a un punto en el que elevar el precio al consumidor ya no es la solución, porque saben que las ventas se reducirían.

“Llega un momento que no podes seguir aumentando precios, con esta carga tan impositiva que además van en contra del reglamento de la OMC (Organización Mundial de Comercio), y si le subís el precio tu producto se va dejar de vender en el mercado como se vendía, cuando una caída en las ventas hay una reducción de ingresos, luego viene la reducción de empleados para equilibrar los gastos pero llega a un momento que no podes seguir reduciendo más, entonces lo que te queda es cerrar la empresa o trasladarla a otro países”, dijo Maltez.

Rechazan reforma tributaria

Los primeros en rechazar este cobro, fue la Asociación de Distribuidores de Productos de Consumo Masivo de Nicaragua (Adiprocnic) a través de un comunicado a finales de abril, donde dieron a conocer que con la reforma fiscal se había triplicado el cobro, “poniendo en riesgo las importaciones, el abastecimiento de los productos y los precios de venta al consumidor”.

Adiprocnic rechazó la reforma fiscal, “no solo por la afectación directa a nuestros socios, cuyos costos de operación son cada vez más insostenibles en la realidad que vivimos, sino también por los efectos negativos a toda la cadena de abastecimiento, llámese pulperos, distribuidores y mayoristas, que acercan a los productos de primera necesidad al pueblo nicaragüense”.

La reforma a la Ley de Concertación Tributaria establece que la “importación de jugos, refrescos, aguas gaseadas y aguas gaseadas con adición de azúcar o aromatizadas y bebidas energéticas, la base imponible será el precio al detallista”. Asimismo, modifica la alícuota de Impuesto Selectivo de Consumo (ISC) a bebidas gaseadas, carbonatadas, jugos, bebidas energizantes, bebidas alcohólicas y bienes suntuarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas