Niño de 13 años murió bajo las llantas de un tren de aseo

El menor era conocido como el Pollito, quien se ganaba la vida recolectando materiales reciclables

El Pollito, como todos le decían a Jonathan Pichardo, de 13 años; junto a una hermana. HOY/Reproducción

Ciudad Sandino
Jonathan Nathanael Pichardo Reyes, de 13 años de edad, terminó el último almuerzo de su vida, un arroz aguado que le había regalado un vecino, y a eso de las 12:30 p.m. agarró de nuevo su saco de botellas plásticas para ir a trabajar en el vertedero que está ubicado a escasos metros de su casa.

Por desgracia, minutos después murió debajo de las llantas de un camión recolector de basura de la Alcaldía de Ciudad Sandino.

Lester Torres miró su muerte. Es vecino del niño y lo conoce desde que era un bebé; llorando y aún en estado de shock relató que el menor intentó agarrarse del camión, pero se resbaló y cayó bajo las llantas traseras izquierda.

“El camión venía rápido, el niño quiso montarse pero en eso el camión frenó y ahí le pasaron las llantas encima… lo agarró enrollado el cuerpo, cruzado, entonces le pasó todito encima. Vine yo y perseguí al camión para decirle que lo lleváramos al hospital, pero se dio a la fuga”, cuenta Torres.

Jonathan era llamado cariñosamente como Pollito, cursaba el quinto grado de primaria en turno sabatino, y en la semana trabajaba en el vertedero de Ciudad Sandino, donde ganaba 60 córdobas al día para ayudarle a su mamá, que es madre soltera.

La Policía detuvo al conductor.

...

Notas Relacionadas