Reprograman juicio contra Max y su esposa

La nueva fecha que puso la juez es el seis de junio

Max Cruz, esposa, juicio, reprogramación, juzgados, crisis, ometepe, herido, pierna

Max y su esposa Marbi tienen medidas alternas a la prisión preventiva, convivencia familiar, pero el asedio policial continúa. HOY / Martha Vásquez

HOY

Con mucha dificultad al caminar llegó a los juzgados de Managua, Max Cruz, el autoconvocado que fue excarcelado el pasado 15 de marzo producto de las negociaciones entre la Alianza Cívica y el orteguismo en la mesa de Diálogo Nacional.

Ayer le comunicaron que el juicio contra él y su esposa Marbi Salazar, ambos originarios de la Isla de Ometepe en Rivas, fue reprogramado para el próximo 6 de junio en el juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de Managua ante la juez Aracely Rubí, que recién fue nombrada en el cargo, luego que nombraron magistrado de apelaciones al juez orteguista Ernesto Rodríguez.

Max Cruz enfrenta otra causa judicial señalado de haber incendiado la casa comunal del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), en el juzgado Primero Distrito Penal de Juicio de Managua. El juicio en su contra por esta causa también fue reprogramado por la juez Irma Laguna, quien adujo que sería intervenida quirúrgicamente.

Según Maynor Curtis, abogado de la pareja, la judicial argumentó exceso de agenda o trabajo en el juzgado.

A Max Francisco Cruz Gutiérrez se le imputa el delito de homicidio en grado de frustración en perjuicio de antimotines y a su esposa Salazar se le imputa el delito de inductora de homicidio en grado de frustración.

Max tiene operada la pierna derecha después de recibir siete balazos de los antimotines el día de su captura en su casa de habitación, mientras él se defendía con un palo de jugar billar.

Al autoconvocado casi le amputan la pierna por una infección que adquirió cuando estaba en la galería 16-1 en el Sistema Penitenciario Nacional Jorge Navarro ubicada en Tipitapa.

“Estas reprogramaciones de audiencias y firmas ante los juzgados de Managua me causan más daños económicos, porque estoy en desempleo y tenemos que gastar 2,000 córdoba en cada viaje en transporte y alimentación con mi esposa”, dijo Cruz.

...

Notas Relacionadas