Familia sigue esperando que Policía aclare muerte de joven

No creen en la versión que dieron en nota de prensa

En una comunidad del municipio de San Lucas, un joven murió a manos de la Policía. HOY/Archivo

A pesar de que una comisión nacional de la Policía y de Medicina Forense estuvo recientemente en la comunidad El Coyolito, del municipio de San Lucas, en Madriz, no ha habido ningún informe que aclare la muerte de Santos Efraín Espinoza Reyes, de 19 años, abatido a tiros por dos policías.

Según testigos, a eso de las 5:00 de la tarde del domingo 29 de abril y cuando concluía un encuentro de beisbol en un campo deportivo de la comunidad El Coyolito, sucedió una trifulca entre grupos de jóvenes en la que intervinieron dos agentes policiales que detonaron sus armas de fuego. Uno de los proyectiles impactó a Espinoza Reyes, quien después falleció en un centro asistencial de esta misma localidad.

En una nota de prensa, la Policía informó que un ciudadano denunció un enfrentamiento entre personas ebrias y habrían lesionado a Omar David Sánchez Ramírez, de 24 años, y a Santos Isidoro Sánchez Pérez.

Y que las personas se abalanzaron con piedras y machetes contra los agentes policiales, por lo que en legítima defensa un policía disparó y mató a Espinoza.

Pero testigos aseguraron que los dos policías llegaron disparando sus armas para aplacar la trifulca entre dos grupos de aficionados al beisbol, y que las detonaciones las realizaron de manera irresponsable, al impactar al joven, quien únicamente estaba viendo el juego y no participaba del pleito.

“Cuando la gente vio que cayó Santos Efraín los policías salieron huyendo y se refugiaron en la ermita, porque la gente los persiguió, pero como llegaron refuerzos de patrullas se salvaron”, dijo uno de los pobladores, quien agregó: “estamos seguros de que la Policía no va hacer justicia”.

Los únicos armados eran los policías

Los padres, que son militantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), han pedido una investigación profunda, porque consideran que hubo abuso policial.

Madriel Ramírez y William Sánchez, dos de los jóvenes que andaban junto al fallecido, manifestaron que cuando empezaron a escuchar las detonaciones de arma de fuego que accionaban los policías se dispersaron hacia diferentes direcciones, para no ser alcanzados, pero desafortunadamente Espinoza Reyes fue impactado por un proyectil.

Por su parte, Santos Feliciano Ramírez, tío de la víctima y quien recogió algunos casquillos de bala, así como Agustín Miranda González, quien habita a pocos metros donde cayó Santos Efraín, dijeron a una radio regional que esperaban que la situación en la que murió el joven fuera aclarada y se hiciera justicia, porque los únicos que andaban armas eran los policías.

Mientras que Johana del Carmen Reyes Lira, madre del joven, y Judith Cristina Torres Pérez, cónyuge del occiso, dijeron a la misma emisora (Radio ABC) que esperaban se hiciera justicia.

...

Notas Relacionadas