La niñez es la principal víctima de abusos

“Sabemos que los niños y las niñas que logran hacer la denuncia al Instituto de Medicina Legal no es el ciento por ciento de las víctimas, es un porcentaje menor quienes logran romper el silencio”, expresó María Lily Rodríguez, funcionaria de Unicef

niñez, abuso, unicef, familia, casa, políticas, estado

La problemática de los abusos está presente en la vida de los niños a diario, señaló María Lily Rodríguez. HOY / www.istockphoto.com

HOY

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) alertó que las niñas y niños de 7 a 12 años siguen siendo la principal víctima de abuso sexual en Nicaragua. El organismo internacional actualmente trabaja en el programa de Prevención del Abuso Sexual contra la Niñez y la Adolescencia.

Unicef toma como referencia el último estudio realizado por el Instituto de Medicina Legal sobre Violencia física, sexual y psicológica en contra de niñas, niños y adolescentes en Nicaragua 2016-2017, el cual refleja que de 121,148 pericias médico legales realizadas durante ese período, 29,599 fueron practicadas a la niñez y adolescencia.

María Lily Rodríguez, especialista en protección y participación de adolescentes de Unicef, manifestó que estos datos podrían no ser los “reales” porque en muchos de los casos la víctima prefiere callar y no denunciar.

“Sabemos que los niños y las niñas que logran hacer la denuncia al Instituto de Medicina Legal no es el ciento por ciento de las víctimas, es un porcentaje menor quienes logran romper el silencio”, expresó.

Unicef indicó que a diario se registra un mínimo de 41 niñas y niños que viven violencia en el país, y predominan las niñas y adolescentes mujeres como principales víctimas.

Debido a la preocupante situación que atraviesa la niñez y adolescencia nicaragüense, Unicef implementa desde el 2017 el programa de prevención que tiene por lema “Prevención del abuso sexual empieza por casa”, y el cual busca crear conciencia en la casa, centro escolar y comunidad para estar alerta y poder identificar las señales de abuso.

“Este es un problema multicausal que se tiene que abordar de distintos enfoques y sectores, no es un problema que le compete solamente a la familia, a la escuela, a las organizaciones o al Estado. Lo primero que debemos hacer es estar consciente que la problemática está presente en la vida de los niños a diario y que es cercana”, señaló la especialista de Unicef.

No obstante, la especialista destacó que “lo más importante es que desde la casa exista un entorno protector de confianza” y que todos los estatus sociales son vulnerables a esta temática: “Todos son vulnerables. En las comunidades rurales hay menos acceso y menos presencia institucional y es mucho más difícil denunciar. El sector urbano tienen más acceso y por eso hay más registro de casos”.

...

Notas Relacionadas