Tribunales orteguistas procesan a otro periodista

Marlon Powell Sánchez tenia 53 días de haber sido secuestrado, estaba en El Chipote incomunicado y lo acusan de terrorismo

Marlon Powell Sánchez es periodista y tiene 49 años. Dirigía el programa radial “El dedo en la llaga”. HOY/Cortesía

Marlon Powell Sánchez es periodista y tiene 49 años. Dirigía el programa radial “El dedo en la llaga”. HOY/Cortesía

Tras pasar 53 días en oscuro e ilegal encierro, la Fiscalía orteguista acusó este miércoles 1 de mayo al periodista Marlon Powell Sánchez, quien estaba secuestrado en las celdas del Chipote, Managua. Powell Sánchez se convirtió así en el tercer periodista tras las rejas como parte de la crisis social y política que vive el país desde abril pasado, la cual cumple hoy 381 días sin solución.

Llama la atención los mensajes que el régimen quiere enviar a la comunidad internacional, acusando al periodista el mismo día que la Organización de Estados Americanos (OEA) discutió la situación de los periodistas en Nicaragua, en ocasión de celebrar hoy el Día Mundial de la Libertad de Expresión.

Al Powell Sánchez lo acusan de crimen organizado, robo agravado e incendio en perjuicio del Estado de Nicaragua, lo que en definitiva lo convierte en preso político.

¿Y la voluntad de cada día ?

Esta nueva acusación muestra, una vez más, que el régimen de Daniel Ortega no tiene voluntad de cumplir ningún acuerdo firmado con la Alianza Cívica, pese a que todos los días su comitiva recita en comunicados que el gobierno “derrama” voluntad de cumplir.

Lea también: un triste Primero de Marzo

Ortega comprometió a su delegación a firmar que cesaría el asedio contra los autoconvocados que marchan cívicamente y que liberaría a los más de 600 presos políticos. “Nada de eso ha cumplido”, señala Pablo Cuevas, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Powell fue capturado el 7 de marzo en una casa de seguridad en San Judas, Managua, y fue acusado después de pasar 53 días bajo prisión ilegal en el Chipote, donde estuvo aislado y sin recibir alimentos y ropa, denunció en su momento la CPDH.

Según el ente acusador, el comunicador era líder de uno de los tranques en Masaya, que se levantó entre abril y julio de 2018, durante los meses más duros de la rebelión del pueblo contra el régimen.
Desde ese liderazgo, supuestamente ordenó y participó en la quema de las instalaciones de la Procuraduría General de la República y del Ministerio Público de esa ciudad, una de las más golpeadas por el orteguismo.

Lea también: asedio policial en acto de periodistas

Sin familia y en secreto

La audiencia se realizó en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, este 1 de mayo, feriado en conmemoración del Día Internacional del Trabajador y no había mucha afluencia en los juzgados. Tampoco avisaron a sus familiares.

Marlon Powell Sánchez (derecha) en una barricada en su natal Masaya, en días de rebelión cívica el año pasado. HOYCortesía
Marlon Powell Sánchez (derecha) en una barricada en su natal Masaya, en días de rebelión cívica el año pasado. HOYCortesía

Junto al periodista acusaron a Humberto Pérez Cabrera, Felipe Vásquez Hondoy, Enmanuel Arias Martínez y Francisco Navas Galán. La judicial admitió la acusación en su contra, ordenó prisión preventiva y programó audiencia inicial para el próximo 13 de mayo.

En días pasados, como supuesta muestra también de voluntad política el régimen orteguista suspendió las audiencias de juicios contra autoconvocados desde el 22 de febrero, previo a la instalación de la Mesa del Diálogo el 27 de febrero.

También retiró a los antimotines de los juzgados y no había presentado nuevas acusaciones contra autoconvocados, hasta este 1 de mayo. “Estamos hablando que lo acusan casi dos meses después de estar secuestrado y no pasa nada contra quienes lo secuestraron. Todo es espurio”, dijo Cuevas.

No hay libertad que celebrar

La presidenta de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), María Elvira Domínguez, declaró este jueves que no se puede celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa en Nicaragua cuando los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda siguen presos.

Domínguez encabezó las denuncias de censura mediática en Latinoamérica con el caso de estos periodistas nicaragüenses, quienes están presos desde el 21 de diciembre del año pasado, por informar sobre la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega del poder. La presidenta de la SIP responsabilizó directamente de la censura en Nicaragua al “régimen autoritario de Daniel Ortega”.

“Este 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, no es un día para celebrar en nuestras Américas. No podemos celebrar cuando los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda siguen presos en Nicaragua sin debido proceso. No podemos celebrar cuando los regímenes autoritarios de Daniel Ortega, Nicolás Maduro (Venezuela) y Miguel Díaz-Canel (Cuba) reprimen, censuran la libertad de prensa, la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a la libertad de reunión y a manifestarse de forma pacífica”, manifestó Domínguez en un mensaje titulado “No podemos celebrar”.

Ataques directos

Ataques directos

1 periodista perdió la vida como consecuencia de la crisis social y política. Ángel Gahona fue asesinado mientras hacía una transmisión en vivo.

54 periodistas se habían exiliado debido a la represión orteguista hasta diciembre del año pasado. Se cree que la cifra ha aumentado.

3 medios de comunicación han sido cerrados por censura directa del gobierno. Dos radios y una televisora.

Escenario terrible

En agosto del año pasado, una misión conjunta de la SIP y Reporteros Sin Fronteras (RSF) visitó el país para conocer la situación de los periodistas en Nicaragua, en medio de la crisis que se vive desde el 18 de abril de 2018.

La misión determinó durante tres días de observación que no existen garantías para ejercer el periodismo y señaló su preocupación por la carencia de espacios judiciales para hacer denuncias. El presidente de la SIP en ese entonces, Gustavo Mohme, quien encabezó la visita, se declaró alarmado por la situación de indefensión de los periodistas en el país.

Un año de acoso feroz

Desde el 18 de abril de 2018 se han reportado más de 712 violaciones contra el ejercicio de los periodistas en Nicaragua, según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro. Entre estas, el cierre del canal 100% Noticias y el encarcelamiento a su director y a su jefa de información, Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, respectivamente.

El gobierno mantiene retenido ilegalmente insumos para la impresión de periódicos. HOY/Archivo
El gobierno mantiene retenido ilegalmente insumos para la impresión de periódicos. HOY/Archivo

Otro grave ataque a la libertad de informar en el país es la retención de la materia prima —papel y tinta para la impresión— de los medios LA PRENSA, HOY y El Nuevo Diario, lo cual data de hace 35 semanas. El gobierno se comprometió en la mesa de negociación a terminar el bloqueo, pero los insumos siguen retenidos contra toda ley.

También cuenta en esa lista de ataques a la libertad de expresión, el asalto a las oficinas de los medios de comunicación que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro, la quema de Radio Darío de León; así como el asedio, agresión y robo a los periodistas independientes en plena cobertura de parte de policías, paramilitares y fanáticos orteguistas.

 

 

...

Notas Relacionadas