Viuda de Gahona reacciona a “película” oficialista: “insultan su memoria”

Desde el exilio, Migueliuth Sandoval, asegura que documental orteguista busca "tapar la verdad" sobre los que dispararon contra periodista

La viuda del periodista y su hija, no paran de exigir que el gobierno aclare la muerte de Ángel Gahona. HOY/Archivo

Migueliuth Sandoval, viuda del periodista Ángel Gahona, manifestó este miércoles que el documental oficialista que supuestamente cuenta otra verdad sobre el asesinato de su esposo, es un montaje del régimen de Daniel Ortega para quitarse la responsabilidad de esa muerte, porque “están desesperados por tapar la verdad”.

El comunicador fue asesinado durante una transmisión en tiempo real (con celular) que realizaba para mostrar los daños a la Alcaldía de la ciudad de Bluefields, en el Caribe Sur de Nicaragua. Era el tercer día de protestas ciudadanas en contra del régimen del presidente Daniel Ortega.

Fue la noche del sábado 21 de abril del 2018, cuando él, junto a un grupo de periodistas, se acercaron al edificio municipal para mostrar detalles de los daños causados durante el enfrentamiento entre ciudadanos y la policía.

Lavado de manos

Gahona describía daños visibles a la puerta de vidrio de un cajero automático, cuando repentinamente le llegó un disparo a la cabeza que calló su voz y lo derribó, según se ve en las imágenes de varios videos de móviles que grabaron ese momento.

“Ese (documental del gobierno) demuestra la desesperación que tiene el régimen Ortega-Murillo de quererse lavar las manos con uno de los casos más emblemáticos de Nicaragua, como es el asesinato de mi esposo. Es un desespere que tienen de querer tapar la verdad que todo mundo ya conoce, porque fue la Policía la que mató a Ángel Eduardo”, dijo la viuda de Gahona.

Los padres del comunicador asesinado también mantienen el reclamo de investigaciones serias que aclaren el asesinato. HOY/Archivo
Los padres del comunicador asesinado también mantienen el reclamo de investigaciones serias que aclaren el asesinato. HOY/Archivo

El gobierno de Daniel Ortega, acusado de la muerte de 535 nicaragüenses en más de 300 días de crisis social y política, según organismos de derechos humanos, se ha negado a serias investigaciones que aclaren terribles muertes ocurridas durante las manifestaciones cívicas iniciadas el 19 de abril del año pasado.

“Fueron policías”, dice

Sandoval mantiene que fue un policía quien mató a su esposo, mientras que el documental, sin presentar pruebas, responsabiliza a los jóvenes Brandon Lovo y Glen Slate. Lovo y Slate fueron condenados por un sistema judicial que solo responde a los intereses del régimen orteguista. Un juez los condenó a 23 y 12 años de prisión, en un juicio que es la fecha y ni la misma familia del periodista admite como creíble.

“(Ese documental) deja claro que la conciencia no los deja tranquilos a ellos. El nombre de mi esposo les retumba día y noche en su mente y por eso es que no hayan cómo engañar al pueblo, pero el pueblo no está ciego”, agregó Sandoval, quien actualmente vive en el exilio por la persecución y las amenazas de los simpatizantes del régimen orteguista. Los padres de Gahona conmemoraron el primer año de la muerte de su hijo con un video en el que siguen pidiendo que se haga justicia.

Los periodistas, familiares y la población de Bluefields señalan a la Policía de ser la responsable de la muerte de Gahona y también denuncian la impunidad tras un juicio que, según ellos, procesa a gente que nada tuvo que ver con el crimen. Gahona es el único periodista que murió por la represión policial a las protestas civiles. Dos fueron secuestrados y acusados después por delitos que nunca cometieron.

“Documental mediocre” 

El sistema de justicia que maneja Ortega desde su casa, en El Carmen, Managua, ha fabricado pruebas extrañas y con ellas culpado a gente inocente, para ocultar una criminal represión contra un pueblo que ya no lo quiere en el poder.

En Nicaragua, la gente que se manifiesta también esperan conocer la verdad sobre la muerte de Ángel Gahona. HOY/Archivo
En Nicaragua, la gente que se manifiesta también esperan conocer la verdad sobre la muerte de Ángel Gahona. HOY/Archivo

Por ejemplo, en el caso de Gahona, para que se cumpliera la teoría de la Fiscalía sobre la participación de Brandon y Glen, ambos tuvieron que disparar desde la parte trasera de un edificio (norte) de dos pisos hacia el lado sur del lugar.

La bala tuvo que haber recorrido un tramo de unos cien metros, dar media vuelta, y en la trayectoria de regreso pasar por encima de un autobús, descender, impactar de refilón a un oficial y volver a ascender hasta llegar a la cabeza de Gahona. Una trayectoria imposible que el juez dio por válida.

'Insulto a la memoria de mi esposo'

Migueliuth Sandoval, quien también es periodista, dijo que el documental oficialista sobre el asesinato de su esposo Ángel Gahona es un “trabajo mediocre” y un insulto a su memoria. Igual que ha sido la investigación y el proceso judicial.

“Este documental que sacaron ellos lo que demuestra es que son unos mediocres, porque tardaron un año para demostrar algo que todos saben cómo pasó. Todo es un montaje que realizó el régimen Ortega-Murillo junto con las personas que se han prestado para facilitar esas imágenes, para realizar ese montaje, porque allí lo que queda claro es que Ángel Gahona López estaba rodeado de policías antimotines a la hora que él falleció y que ninguno de estos miembros de la Policía fue a socorrerlo”, aseveró la viuda.

Durante el juicio hubo 36 testigos en total, entre peritos presenciales y testigos oculares. Sin embargo, ninguno vio a los muchachos disparar en el lugar y solamente escucharon el disparo. Lo mismo pasa en el documental. En ninguno de los minutos de la producción se muestra a los jóvenes condenados hacer el disparo.

...

Notas Relacionadas