Reforma fiscal bajará el nivel de ventas en el segundo trimestre de este año

De las 19 actividades, ocho trasladarán el aumento de costo al consumidor

Monedas

HOY / Archivo

HOY

El consumo nacional se desplomará en cascada en el segundo trimestre de este año (abril-junio) como consecuencia de la reforma tributaria impuesta por el Gobierno en marzo pasado, advirtió ayer el Consejo Superior de la Empresa Privada, que prevé caídas en las ventas de entre 4 y 61 por ciento.

El aumento de costos operativos de las empresas empujará los precios al consumidor hacia arriba, lo que se traducirá en caída de ventas, según revela el quinto monitoreo económico realizado por el Cosep y la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) divulgado ayer.

De 19 actividades económicas consultadas, 15 ven un panorama desalentador en este trimestre en cuanto a sus ventas. Solamente sectores como producción de energía, industria del huevo, turoperadoras, así como las pymes de cuero y calzado prevén mejoras en sus demandas.

Actividades como venta de vehículos, hoteles grandes, distribución de medicamentos, restaurantes, materiales de construcción, textil y confección, entre otros, esperan caídas mayor al 10 por ciento.

“Por efecto de la reforma tributaria los sectores prevén fuerte caída en sus ventas, en resumen el año pasado los empresarios tenían dos cosas en la cabeza, estoy vendiendo menos y no tengo financiamiento, ahora los empresarios están vendiendo menos, no tienen financiamiento, los contratos se están cayendo, están despidiendo, están pagando más impuestos y el poder de compra está disminuyendo”, advirtió ayer Funides en el reporte.

Costos de producción

El monitoreo detalla que como efectos iniciales de la reforma tributaria habrá aumentos en los costos de producción y, en dependencia del tipo de negocio, este decidirá si traslada ese costo al consumidor o reduce casi a cero sus utilidades.

Según el informe, los sectores que aumentarán fuertemente sus costos de operación son (pymes) textil y confección —un 25 por ciento—, (pymes) cuero y calzado —un 30 por ciento—, y agencias de publicidad —un 30 por ciento—.

De las 19 actividades, ocho trasladarán el aumento de costo al consumidor, en el que resaltan las bebidas alcohólicas con un ajuste de 14 por ciento al precio final, la formulación y distribución de agroquímicos con un 22 por ciento, y las pymes textil y confección con un incremento del 25 por ciento.

Como efecto de la reforma tributaria, “unos van a trasladar el costo al consumidor, otros van a reducir su estructura productiva, van a reducir el tamaño de la empresa, es un efecto de escala porque sale mejor operar a un nivel más bajo, otros dicen que van a cambiar su modelo de negocio, esto es muy común en las pymes, hacer promociones, buscar como ampliar la gama de productos que no tienen tanto impuesto, otros van a comenzar a despedir”, expresa Funides.

Exportaciones

En el caso de los productos de exportación se observa una contracción, debido a la reducción en el volumen exportado y por la caída de los precios internacionales, y las perspectivas es que los precios mantengan esa tendencia a la baja, advirtió Guillermo Jacoby, presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN).

“El panorama es negativo en todo sentido, tal vez las exportaciones, si bien es cierto de que se mantienen, tenemos la preocupación de que han caído considerablemente las ventas de insumos agrícolas debido a sus altos precios, producto de la reforma fiscal que está haciendo que se disminuya la productividad del área sembrada y estamos a un mes de la entrada del invierno y eso es sumamente preocupante”, dijo Jacoby.

Tendencias

Los resultados del reporte de Funides y Cosep revelan que el Gobierno impuso la reforma fiscal en momento que todas las actividades económicas acumulaban reducciones en sus ventas, como consecuencia de la contracción del consumo nacional.

Funides señaló que las ventas en los primeros dos meses de este año mostraron la misma tendencia decreciente del 2018, tras el estallido de la crisis sociopolítica, esto producto de “la migración, de menores ingresos del hogar, producto de la reducción del empleo formal, producto de la reducción del crédito para consumo y de menos turistas que visitan el país”.

El monitoreo detalla que en enero y febrero, las ventas de servicios de las turoperadoras cayeron hasta un 80 por ciento; las de los distribuidores de automotores cayeron un 75 por ciento; cuero y calzado —que los primeros meses son temporada alta— registró en enero una caída de 12 por ciento y en febrero del 60 por ciento.

Medicinas

Los distribuidores de equipos médicos tuvieron una reducción en sus ventas de enero del 59 por ciento y en febrero del 48 por ciento; de igual forma, para los distribuidores de medicamentos y dispositivos se redujo en enero y febrero, un 36 y 54 por ciento, respectivamente.

“Los medicamentos que incluso son de primera necesidad están reaccionando increíblemente, es asombroso como los medicamentos están siendo golpeados, una de las interrogantes que surgió es ¿por qué no se está comprando medicamentos?, pero probablemente es que se esté comprando medicamentos más baratos, es la una explicación que tenemos”, detalla Funides.

...

Notas Relacionadas