¿Dónde se encuentra la felicidad?

La felicidad ciertamente es algo subjetivo, o sea, cada quien construye (o acepta) dentro de sí mismo los parámetros de la misma

HOY/Archivo

HOY

Todos nos hemos preguntado alguna vez, ¿qué es entonces la felicidad? Sobre todo cuando creemos no haberla aún encontrado. Debemos buscar ser felices en todo momento y circunstancia. La felicidad ciertamente es algo subjetivo, o sea, cada quien construye (o acepta) dentro de sí mismo los parámetros de la misma. Lo que yo quiero tocar es cuando no reflexionamos sobre nuestras propias circunstancias y solamente nos referenciamos hacia lo que nos enseñaron debe hacer o tener una persona feliz.

Hace algunos días me escribía una persona muy especial para mí, la considero una persona luchadora y valiente que está afrontando las dificultades naturales de la vida con mucho ahínco a pesar de todas sus limitantes. Pero eso es lo que yo pienso de esa persona, ella piensa distinto. Me decía que tiene muy pocas cosas por las cuales alegrarse y que su estado de ánimo era muy malo, que tenía días de venir sintiéndose mal, sola, abrumada y en pocas palabras infeliz.

La felicidad y la infelicidad son estados provocados. Sí, tenemos la posibilidad de elegir conscientemente ser felices y muchas veces, en el caso opuesto, la infelicidad está ligada a aprendizajes sociales inconscientes. A ver, deja me explico.

Muchas veces pensamos y aceptamos que las personas son felices porque tienen una familia funcional, porque tienen un matrimonio, porque no son madres o padres solteros, porque ya tienen una carrera profesional exitosa, un negocio extremadamente rentable, una pareja atractiva y sexi, porque tienen una casa y muchas otras cosas más que se suponen tienen los felices. Ojo, no estoy diciendo que todo lo que enumere anteriormente no influya en sentirnos bien, sino que son parámetros que a veces se cumplen en nuestras vidas y a veces no; sin embargo, ellos no deberían convertirse en criterios inflexibles para nuestra propia felicidad.

Si tienes una determinada edad y no tienes todo aquello, ¿entonces no mereces ser feliz? ¿Tienes que castigarte pensando que eres una persona desgraciada? ¿Quién te hizo creer eso? La felicidad es una decisión, y es más fácil de llevarla a la práctica cuando nos desapegamos de lo que creemos debemos tener, para disfrutar lo que ya tenemos y alejarnos de lo que no necesitamos. Te aseguro que en esa postura estarás más propenso a atraer hacia ti lo que deseas. O sea, querer algo pero no apegarnos a ese algo, sino dejarle a la vida la oportunidad de dárnoslo o no, mientras nosotros decidimos disfrutar del presente con lo que poseemos. ¿Tiene sentido?

¿Eres madre soltera? Disfruta a tus hijos, no pienses en el padre. ¿No estás casada? Disfruta tu soltería, no pienses en que no tienes esposo. ¿No eres profesional? Sigue estudiando, no te recrimines por que otro ya lo es. Decide ser feliz y disfrutar cada momento con lo que tienes. Revisa tus parámetros de felicidad y reajústalos a lo más básico, realmente la felicidad es más simple de lo que crees, pruébalo y veras. Mantén la definición de la felicidad en lo sencillo y siempre serás feliz.

Psicólogo clínico. Encuéntrelo en Facebook como: Psicólogo Martínez. Twitter: @PsicologoCli. Visita: www.psicologomartinez.com Teléfonos: 8584-9784

...

Notas Relacionadas