Autoridades no han confirmado si señor fue violado antes de morir

Hay un capturado por el crimen, el sujeto era pariente lejano del ahora fallecido

En esta humilde vivienda fue encontrado muerto Nicolás Antonio Lira Reyes. HOY/Cortesía

Kenny Joel López Rugama, de 24 años, habitante de la comunidad La Sirena, en el municipio de Estelí, es señalado por las autoridades policiales de ser el autor de la muerte de Nicolás Antonio Lira Reyes, de 55 años, asesinado la noche del Domingo de Resurrección por causas hasta ahora desconocidas.

Sobre la muerte de Nicolás Antonio Lira Reyes han surgido diversas versiones, entre ellas el supuesto acto de violación, algo que las autoridades policiales de Estelí aún no confirman, porque las averiguaciones del caso están en curso, dijo una fuente de la Policía, quien asegura tienen detenido a Kenny Joel López.

El caso ha estremecido a la población esteliana, debido a que se asegura que López Rugama, antes de haberle propinado varios golpes en la cabeza con un trozo de madero a su víctima, habría primero abusado sexualmente del señor.

Nicolás Antonio Lira Reyes era originario de la Costa Caribe. Él se encontraba ingiriendo licor en ese momento en el interior de una casa propiedad de la madre del presunto autor del asesinato.

La madre de Kenny Joel López le había cedido la vivienda a Nicolás Antonio Lira Reyes para que viviera ahí, ya que eran parientes.

En tomadera de guaro

Según vecinos del lugar, antes de la muerte de Lira estos se encontraban ingiriendo licor con un grupo de cuatro a cinco personas y bajo los efectos del guaro es que se generó una acalorada discusión que terminó con la vida de la víctima.

En una conferencia de prensa brindada la mañana de ayer en el comando departamental de la Policía de Estelí, dijeron que los especialistas en medicina forense determinaron que la víctima falleció producto de un trauma craneoencefálico como resultado de los golpes propinados con un objeto contuso, los cuales sufrió en la cabeza, y un trauma severo en el maxilar superior.

Subió el volumen

Fuentes policiales señalan que Kenny Joel López Rugama, alias el Flaco, al momento de su detención tenía manchas hemáticas (sangre) en su ropa y que al realizarles las pruebas, correspondían a la sangre de la víctima.

Inicialmente esta institución había capturado a cuatro personas como sospechosas, pero posteriormente las investigaciones arrojaron que solo Kenny Joel López Rugama estaría involucrado en la muerte de Nicolás Antonio Lira Reyes.

La sospecha de un abuso sexual del victimario en contra de Lira Reyes surgió porque a Kenny Joel López Rugama le fue visto con los pantalones y su ropa interior abajo de sus rodillas.

Para evitar que los gritos se escucharan en el vecindario, el supuesto asesino habría subido al volumen de un equipo de sonido.

Se asomó por la puerta

Según algunos lugareños, ellos se enteraron del caso porque una señora que pasaba por el lugar escuchó los desgarradores gritos de Nicolás Antonio Lira Reyes, quien parece que no tenía familiares cercanos, y al asomarse por una puerta vio al hombre tirado en el suelo desangrándose.

...

Notas Relacionadas