Menor de edad cometió un delito y fue sentenciado a la pena de 6 años de prisión

¿Por qué ese castigo tan suave? ¿Se podría aplicar una pena mayor para no estar creando impunidad en estos casos?

La justicia especializada de adolescente está enfocada en aplicar una justicia penal restaurativa a favor de la víctima. HOY/Archivo

Estimados abogados tuve conocimiento de un caso donde un menor de edad cometió un delito y fue sentenciado a la pena de 6 años de prisión, en la noticia se argumentaba que esta era la pena máxima a imponer, ¿es cierto eso? ¿Por qué ese castigo tan suave? ¿Se podría aplicar una pena mayor para no estar creando impunidad en estos casos?

Respuesta:

Estimado usuario, el caso que nos plantea es muy interesante debido a que es un tema que despierta mucho interés de la población en general, el aplicar una pena privativa máxima de seis años de prisión eso es lo que establece el Código de la Niñez y la Adolescencia. Recordemos que todo adolescente por sus mismas características de estar en un proceso de desarrollo y de madurez intelectual como emocional no se le puede pedir el mismo discernimiento que debería tener una persona adulta.

Lea también: ¿Al ser despedido estoy obligado a entregar los porcentajes en concepto de alimentos?

En este sentido, es importante valorar que el CNA es un Código que trata de salvaguardar los derechos tanto de la víctima como del infractor, asimismo es un instrumento de protección, promoción y defensa de los derechos de la niñez, ya que los reconoce como sujetos sociales de derechos y deberes, y será el Estado quien deberá de garantizar su plena implementación.

No se debe pensar que al tener una pena máxima de 6 años de prisión se está fomentando la impunidad, ya que impunidad sería cuando una persona comete un delito y no recibe su castigo, esto significaría que no se sanciona ni se enmienda su conducta.

Puede interesarle: Consulta legal: Reo tuvo que hacer sus necesidades en sala de mediación

La justicia especializada de adolescente está enfocada en aplicar una justicia penal restaurativa a favor de la víctima como del adolescente infractor. Una reforma encaminada al aumento de la pena de prisión no será la respuesta que la sociedad y el Estado debe de buscar para prevenir que los adolescentes dejen de delinquir, en principio es una responsabilidad de la familia crear los valores necesarios para que los adolescentes crezcan en un ambiente de paz fundamentado en el respeto de la vida y el patrimonio de los demás. Msc. Carlos Hernández Bojorge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas