Centros recreativos de Carazo reciben pocos visitantes en Semana Santa

A los centros turísticos de la zona urbana de Diriamba y Jinotepe poca gente asistió a disfrutar de sus vacaciones

Así de vacía lucía este domingo la piscina de hotel y quinta Lupita en Diriamba. HOY/Mynor García

A los centros turísticos de la zona urbana de las ciudades de Diriamba y Jinotepe, poca gente asistió a disfrutar de sus vacaciones en este período de Semana Santa.

En el centro recreativo y hotel Quinta Lupita en Diriamba, a pesar que este Domingo de Resurrección se organizó una tardeada y que hubo ofertas en comidas y bebidas, poca gente asistió.

Lea también: Padre del periodista Ángel Gahona sigue demandando justicia a un año de su asesinato

La administradora de ese local, Carolina Baltodano, comentó que por la poca asistencia de clientes, las ventas han bajado considerablemente. “ No está viniendo gente, esto está malísimo desde el lunes santo”, dijo Baltodano.

Manifestó que el jueves, fue cuando tuvieron un poco más de clientela y que lograron obtener un poco más de ganancia. “ Nosotros no esperábamos que esto iba a estar bueno por la situación que atraviesa el país, pero a veces uno tiene la esperanza que las cosas cambien, pero nada, todo sigue igual”, sostuvo la mujer.

La mala racha en las ventas Baltodano la asocia a la situación sociopolítica y económica que atraviesa el país, “porque el año pasado fue buenísimo”, aseguró.

Para estas vacaciones, sostuvo que los dueños del negocio contrataron a más personal y que a pesar de estar “palmado” se les debe de pagar. En hotel y quinta Lupita hay cuatro trabajadores de planta y 16 fueron contratados temporalmente en esta Semana Santa.

Puede interesarle: Orteguismo secuestra y luego libera a preso político Fredrych Castillo

Esta próxima semana, según Baltodano, tienen la esperanza que haya más visita de clientes de la gente que no asistió a los balnearios.

Con más suerte

Orlando Correa del centro recreativo El Recreo en Jinotepe, corrió con mayor suerte. Él aseguró que en las ventas de comidas y bebidas, le fue regular. “ El día que aquí estuvo fuerte, fue el viernes, gracias a Dios ha estado entrando su gente y no se ha dejado de vender. Las ventas están regular y se podría decir también que buenas en un 70 por ciento, pero el año pasado fue el doble”.

Agregó que esperaba la visita de más pobladores, pero que al final se conforma con lo poco que le ha quedado de ganancia.

...

Notas Relacionadas