Al menos 156 muertos por explosiones en iglesias y hoteles de Sri Lanka

La tragedia ocurrió este domingo en un serie de atentados contra tres iglesias que celebraban la misa de Pascua y tres hoteles de lujo en Sri Lanka.

Una serie de atentados contra tres iglesias que celebraban la misa de Pascua. HOY/AFP

Al menos 156 personas, entre ellas 35 extranjeros, murieron y centenas más resultaron heridas este domingo en un serie de atentados contra tres iglesias que celebraban la misa de Pascua y tres hoteles de lujo en Sri Lanka.

Según un balance proporcionado por una fuente policial que pidió el anonimato a la AFP, los ataques dejaron 156 fallecidos.

“Hay muchas personas heridas, algunas de ellas en estado crítico”, declaró la fuente y precisó que 254 personas fueron hospitalizadas en Colombo y que hay otros 60 heridos en los dos ataques fuera de la capital.

Según esta fuente, al menos 64 personas murieron en Colombo, donde tres hoteles de lujo y una iglesia fueron atacados.

En Negombo, al norte de la capital, 67 personas perdieron la vida en una iglesia y otras 25, en una iglesia de Batticaloa, en el este de la isla. Fuentes médicas afirmaron que entre los fallecidos había ciudadanos británicos, holandeses y estadounidenses, y británicos y japoneses entre los heridos. Estas acciones, de una violencia inhabitual y cuya naturaleza exacta se desconoce, no han sido reivindicadas hasta el momento.

Pero el 11 de abril pasado, el jefe de la policía de Sri Lanka, Pujuth Jayasundara, alertó en una nota a los oficiales de alto rango de que un grupo musulmán radical planeaba ataques suicidas contra “iglesias importantes”.

“Una agencia de inteligencia extranjera ha señalado que el NTJ (National Thowheeth Jama’ath) planea llevar a cabo ataques suicidas contra iglesias importantes así como la embajada india en Colombo”, señaló la alerta, vista por la AFP.

El NTJ es un grupo musulmán radical de Sri Lanka que se dio a conocer el año pasado cuando fue implicado en actos vandálicos contra estatuas budistas.

 “Escenas horribles”

El primer ministro esrilanqués, Ranil Wickremesinghe, condenó enérgicamente estos “ataques cobardes” y aseguró que su gobierno estaba tomando “medidas inmediatas para contener la situación”.

“Hago un llamamiento a todos los esrilanqueses a que permanezcan unidos y fuertes en este trágico momento”, escribió en su cuenta oficial en Twitter.

...

Notas Relacionadas