Padrastro adolescente es señalado de haber dado muerte a recién nacido en Ocotal

El joven padrastro era adicto a la marihuana, relató su pareja que ahora sufre la muerte de su bebé de tan solo 22 días de nacido

La tarde de este viernes se le dio cristiana sepultura al cuerpecito del bebé supuestamente asesinado por su adolescente padrastro. HOY/W. Aragón

El dolor,  llanto y luto embargan ahora el humilde hogar de Lindari Julissa Zapata Villavicencio, madre del bebé que apenas tenía 22 días de haber nacido cuando su padrastro, un adolescente, cegó su vida el pasado Jueves Santo, en un barrio de la ciudad de Ocotal, cabecera del departamento de Nueva Segovia.

Lea también: A un año de su muerte aún nos duele respirar…

Según relató la joven madre, de 22 años, su compañero de vida, de 17, y quien es un adicto a la marihuana, llegó al mediodía de aquel fatídico día junto a dos hombres más para que le prestara al recién nacido, y a eso de las 4:00 de la tarde de ese mismo día lo llegó a tirar muerto a la camita de la casa en la que habitaban juntos, en el barrio Nuevo Amanecer de esa ciudad.

Presentaba golpes

El cuerpecito de mi hijo recién nacido presentaba golpes en su cabecita, cara y en sus pequeñas manitos, describió Lindari Julissa Zapata Villavicencio.

Puede interesarle: Managua triste y desolada, al cumplirse un año de estallido social que hizo temblar a Ortega

Por su parte, doña Gloría María Olivas, abuela de la madre del niño dijo que su nieta recibía mucho maltrato del hombrecito que es un adolescente, y que hasta le propinó una golpiza antes que ella diera a luz, el pasado 26 de marzo en el hospital Alfonso Moncada Guillén, hasta los médicos eran testigo de eso, señaló.

Una tía del joven detenido por la muerte del recién nacido solo comentó que efectivamente la madre del menor convivía con su sobrino desde hacía unos seis meses, a quien ella le brindaba ayuda.

Me puse la mano en la conciencia y decidí ayudarles a ambos, les presté mi cuarto para que se quedaran a vivir, le compraba la leche y los pampers y pañales al bebé, pero nunca me imaginé que por darle posada ocurriría esto, aunque el niño no murió en mi casa, pero ahora señalan a mi sobrino expuso.

Además lea: Orteguismo secuestra a Fredrych Castillo, preso político excarcelado

Agregó que le había aconsejado a la muchacha que regresara a su casa con su familia, pero no quiso irse, a mí me dolió mucho porque yo llamé a la policía para que se llevaran detenido a mi sobrino, yo lo entregué, ahora su familia nos llama asesinos, pero solo ellos dos saben lo que realmente sucedió y siento su dolor porque también soy madre, tengo un hijo y temo por represalias de la familia de la mamá del bebé muerto, concluyó.

Sepultan cuerpecito

La tarde del Viernes Santo fue sepultado el cuerpecito del bebé en el cementerio de la ciudad de Ocotal.

El supuesto victimario permanece en las celdas del comando de la Policía Orteguista (PO), donde se investiga si este habría abusado sexualmente, ya que según policías a cargo de la investigación hay indicios de ese hecho en el cuerpecito de la víctima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

...

Notas Relacionadas