Pocos pasajeros viajan a balnearios de Carazo

Buseros se quejan porque la poca demanda les ocasiona pérdidas. Tienen esperanzas en los próximos tres días de la Semana Mayor

Media hora y a veces hasta más, se tardan los buses que viajan a la zona costera de Diriamba y de Jinotepe para salir de sus bahías. HOY /M. García

Transportistas que cubren la ruta Diriamba-Casares, Huehuete y La Boquita, señalaron que lo que va de la Semana Santa, la demanda de pasajeros hacia esos balnearios, ha sido bastante baja. Destacaron que en estas vacaciones, por la poca afluencia de veraneantes, hay concesionarios de buses ordinarios que no logran completar las dos vueltas que cotidianamente realizan y que se quedan con vuelta y media, lo cual les genera pérdidas.

En la plazoleta del mercado municipal, donde se ubica la terminal, aún en el 2018, desde horas muy tempranas se vía hacer fila a la gente para abordar un autobús, ahora lo que más hay son unidades, aseguraron trabajadores. No obstante, están a la espera que en el trascurso del día de este jueves y fin de semana, haya más asistencia de bañistas para mejorar sus ganancias.

Estos buses en años anteriores viajaban "a reventar". Este jueves iban varcíos. HOY/Mynor García
Estos buses en años anteriores viajaban “a reventar”. Este jueves iban varcíos. HOY/Mynor García

Tal vez mañana

Vianet Gago, presidente de la Cooperativa de Transporte de Pasajeros de Diriamba (Cotrapadi), única en el corredor, mencionó que tienen la esperanza que en estos próximos días viernes y sábado santo, la demanda de usuarios incremente y que para ello tienen disponible 20 buses y 25 unidades de interlocales.

En buses ordinarios, el pasaje hasta Casares y La Boquita, cuesta 20 córdobas y en interlocales 25. A Huehuete en interlocales cuesta 26 y a Tupilapa 30 y 35 córdobas. “No se trata de ganar, a veces nosotros desde Casares traemos las unidades vacías para acá a Diriamba para prestar un mejor servicio a la población y por la tarde también hacemos lo mismo, las mandamos vacías para traer a la gente de regreso”, dijo Gago.

Expresó que la afluencia de pasajeros tradicionalmente incrementaba los jueves, pero que en esta ocasión no fue así.

'Nada está normal'
Suleyka Parrales, administradora de un hotel – restaurante en La Boquita, contó que desde el lunes la asistencia de veraneantes ha sido mínima, pero que a pesar de los pocos clientes que le ha tocado recibir, no ha dejado de vender. “Hace un año nada está normal, esperamos que hoy se ponga mejor”, sostuvo. Partiendo de Diriamba, hasta la zona costera, hay tres retenes policiales, pero además se cuenta con inspectores del Ministerio de Transporte e infraestructura (MTI) y de la Alcaldía. A pesar de su presencia en el sector de la comarca La Trinidad en el kilómetro 59, la mañana de este jueves ocurrió un accidente de tránsito entre dos motorizados. Uno de los motorista involucrado en el suceso, sufrió graves fracturas en una de sus piernas y fue remitido hacia un centro hospitalario por cruzrojistas.

...

Notas Relacionadas